Estudiantes y maestros de Marinello buscan seguir sus carreras

Los exalumnos están angustiados por sus préstamos estudiantiles, las horas de estudio que ya llevaban y porque algunos tendrán que volver a hacer sus exámenes de secundaria por los expedidos por Marinello no son válidos

Estudiantes y maestros de Marinello buscan seguir sus carreras
En la Escuela de Belleza Cosmética se reunieron un grupo de exalumnos de las escuelas de belleza Marinello que fue cerrada la semana pasada para una plática de orientación sobre su futuro.
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

A Julieta Castorena, una maestra de cosmetología, se le hacía imposible que fueran a cerrar la escuela de belleza Marinello donde laboró por más de 11 años.

“Cómo van a cerrar 54 escuelas, le respondí a la compañera que me dijo, pero cuando en una junta de maestros nos confirmaron la noticia, me asusté mucho. Soy madre soltera con cuatro hijos  y tengo que pagar la hipoteca de mi casa”, dice.

La semana pasada fueron cerrados 56 campus de las escuelas de belleza Marinello en todo el país, 18 de ellas localizadas en el sur de California. El cierre afectó a 4,300 estudiantes inscritos, 1,647 de ellos en el sur del estado. Alrededor de 800 empleados como Castorena perdieron sus ocupaciones.

Nos dijeron que la escuela se cerraba porque había un problema con la ayuda financiera y que el Departamento de Educación les había parado las inscripciones”, explica Castorena.

alt=”La directora de la escuela de belleza Cosmética de Downey, María Teresa González reclutó a algunas de las maestras de la desaparecida escuela de belleza Martinello. Una de ellas es la maestra Julieta Castorena. (Araceli Martínez/La Opinión).”
La directora de la escuela de belleza Cosmética de Downey, María Teresa Villareal reclutó a algunas de las maestras de la desaparecida escuela de belleza Marinello. Una de ellas es la maestra Julieta Castorena. (Araceli Martínez/La Opinión).

De acuerdo a las autoridades federales, el cierre de los planteles se dio tras detectarse varias anomalías: solicitaban ayuda para estudiantes con base en diplomas de secundaria inválidos, adjudicaban ayuda financiera inapropiadamente, les cobraban un excesivo tiempo extra y se involucraban en otros actos de falta de representación.

La directiva de las escuelas Marinello negó las acusaciones y dijo que no les dieron oportunidad de responder a los alegatos, que calificaron como infundados.

El obligado cierre a las escuelas de belleza Marinello que funcionaban desde hace 110 años, dejó a los alumnos frustrados y preocupados.

“Supimos que en algunas escuelas algunos alumnos se pusieron a llorar. Otros reaccionaron muy agresivos, rompieron espejos y le echaban la culpa a los maestros. En Paramount, donde yo era maestro, eso no pasó pero de cualquiera manera la directiva contrató agentes de seguridad”, cuenta Castorena.
Julieta Castorena perdió su trabajo como maestra en las escuelas de belleza Marinello mientras que Jesús Fernández, quien era estudiante de la desaparecida escuela se ha quedado preocupado sin saber qué va a pasar con su préstamo estudiantil y las horas de estudio. (Araceli Martínez/La Opinión).

Deben préstamos estudiantiles

Desde hace siete meses que Jesús Fernández era estudiante de cosmetología en Marinello.

“Me enteré cuando alguien publicó en Facebook del cierre definitivo de la escuela. Yo tengo un préstamo y escuché que los van a perdonar,  pero a cambio nos van a quitar las horas que teníamos”, observa.

“La verdad es que hay sentimientos de todo entre los estudiantes: unos se sienten molestos, confundidos y otros bien tristes”, indica.

Lo que más le preocupa a Fernández es que a través de dichas escuelas había sacado su certificado de secundaria y ahora le han dicho que no es válido porque fue la propia escuela Marinello la que los expedía, cuando debió ser un plantel para adultos fuera del plantel.

Confiesa que le duele mucho el futuro de los instructores de la escuela que se han quedado sin empleo.

Nosotros, como quiera, podemos colocarnos en otra escuela de belleza, pero para ellos no será fácil encontrar otro empleo”, expone.

Desde el jueves pasado, las escuelas de belleza Marinello de Los Ángeles fueron cerradas. (Aurelia Ventura/La Opinión).

Castorena corrió con mucha suerte porque de inmediato fue empleada por la escuela de  belleza Cosmética de María Teresa Villareal que el mes pasado obtuvo su registro.  “La contratamos porque nos gustó mucho su pasión por enseñar y porque ocupamos maestros”, explica González.

La directora de Cosmética dice que ellos como parte del gremio de escuelas de belleza tenían información desde el año que la Marinello estaba en riesgo de ser clausurada por el Departamento de Educación y se les había dado un alerta para que se pusieran en orden. “Tenían un número muy bajo de estudiantes que pasaban los exámenes para obtener su licencia como cosmetólogas y barberos en la Junta Estatal de Cosmetología y Barbería”, comenta. Y considera que Marinello dejó de poner el enfoque en la educación para concentrarse en el negocio. “A sabiendas de que ya iban a cerrar, seguían matriculando estudiantes. Una estudiante que nos llegó a nosotros, tenía una semana de haberles pagado 2,000 dólares”, indica.

Hemos recibido muchos estudiantes de la Marinello que han venido a pedir información y llegan todos angustiados porque sienten que se quedaron en el limbo”,  señala González.

Randy Rangel, exestudiante de las escuelas de belleza Martinello no sabe qué va a hacer , luego del cierre del plantel en el que lleva siete meses de estudio. (Araceli Martínez/La Opinión).

Randy Rangel, exestudiante de las escuelas de belleza Marinello no sabe qué va a hacer , luego del cierre del plantel en el que lleva siete meses de estudio. (Araceli Martínez/La Opinión).

Randy Rangel tenía siete meses de estudiar en Marinello un curso de cosmetología que duraba 14 meses. “ Hice 700 horas de estudio y tengo un préstamo estudiantil. Quiero continuar mis estudios, pero ahora no sé qué hacer”, comenta desconcertada.

Ayuda

A fin de ayudar a los alumnos, en la escuela Cosmética van a reconocer las horas que los estudiantes ya habían hecho en Marinello y los van a ayudar a tramitar sus certificados de secundaria a través de las escuelas para adultos. María Teresa González señala que también pueden disponer de un formato para solicitar un perdón de préstamos en el página en Internet de la Junta Estatal de Cosmetología en www.barbercosmo.ca.gov

La Escuela Cosmética se encuentra en: 9050 Telegraph Road. Downey, CA

Este miércoles 10 de febrero  habrá una clínica legal para que los exestudiantes de Marinello conozcan sus derechos con relación a sus préstamos estudiantiles de 10 a.m. a 5 p.m, en el 1102 Crenshaw Blvd. Los Ángeles, 90019 organizado por la Fundación de Ayuda Legal de Los Ángeles.