Miércoles de debate: ¿Empieza a quedarle grande el Tricolor?

El técnico colombiano Juan Carlos Osorio envía mensajes en tono conciliador que pueden sonar un poco a sumisión, en la siempre ardua tarea de dirigir a la selección mexicana
Miércoles de debate: ¿Empieza a quedarle grande el Tricolor?
Juan Carlos Osorio, director técnico de la selección mexicana.
Foto: Mexsport

Puede ser entendida como apertura y nobleza, pero también como sumisión y falta de liderazgo. La manera en que Juan Carlos Osorio se está conduciendo al frente de la selección mexicana es uno de los temas más comentados del momento en el futbol.

El colombiano es un caballero, pero no objeta decisiones de clubes que no le ceden jugadores, ni de estrellas que suelen encapricharse.

Discutimos si dirigir al Tri, una tarea que sin duda puede ser abrumadora, le está empezando a quedar grande a Osorio.

Abraham Nudelstejer / Le falta carácter

Un hombre que es educado, racional y calmado es considerado buena gente. El problema es que cuando ese hombre buena gente muestra falta de carácter y liderazgo, se transforma en una persona intrascendente. Eso le está pasando a Osorio. Al dejar que “Chicharito” elija entre jugar la Copa América Centenario o los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el colombiano pierde credibilidad y ahora sufre las consecuencias con equipos que no le quieren prestar jugadores. Osorio se pasó de buena gente.

¿Cuál debe ser su prioridad? / Establecer identidad

A Osorio le urge establecer la personalidad que quiere que la selección mexicana demuestre en el terreno de juego. Un equipo sin identidad nunca llega lejos.

Ángel Soto / Prensa hambrienta

El problema de Juan Carlos Osorio con la prensa mexicana es no tener problemas. El estratega colombiano ha demostrado seriedad, profesionalismo, honestidad y estar abierto al diálogo al frente del Tricolor, pero la falta de titulares explosivos provoca que algunos sectores de los medios de comunicación busquen su noticia por cualquier rendija. Osorio debe aprender a distinguir tanto a los dirigentes como a medios serios y hacer caso omiso a aquellos que buscan vender a costa de sólo una declaración.

¿Cuál debe ser su prioridad? / Caminar hacia Rusia 2018

El objetivo debe ser el Mundial de Rusia 2018 y sobre esa premisa trabajar. Antes vendrá la Copa América, la cual, pese a las presiones, de ninguna forma debe ser prioridad.

Manuel Morfín / No debe achicarse

El entrenador colombiano tiene la preparación adecuada para dirigir a la selección mexicana, pero parece que aún no ha entendido el paquete que representa fuera de la cancha la maquinaria mediática y masiva que es el Tricolor. Una selección como la de México requiere de una figura que pueda controlar los hilos que se mueven alrededor de ella y Osorio tiene que aplicarse no sólo en los entrenamientos y en los partidos. La imagen que logre fabricarse como seleccionador será clave para cuando venga un mal resultado.

¿Cuál debe ser su prioridad? / Mostrar mano firme

Osorio debe ser tajante a la hora de tomar decisiones y hacer sentir su jerarquía, de lo contrario la prensa lo va a hacer pagar y algunos jugadores se aprovecharán.

Jairo Giraldo / Actitud inteligente

Lidiar con los dirigentes del futbol mexicano es complicado y ya Osorio empieza a sentirlo, pero creo que es muy prematuro cuestionar su labor cuando ha dirigido dos partidos oficiales y los ganó ambos. Él tiene entendido que estos partidos “moleros” son para ver jugadores y así los va a aprovechar, aunque es claro que sí hubiera querido tener a los de Chivas, que no le quisieron prestar. Me parece inteligente (no cobarde) su actitud de no meterse en una pelea que no puede ganar (contra Jorge Vergara).

¿Cuál debe ser su prioridad? / Ganarse el vestuario

Como es obvio que México debe clasificar “caminando” en la Concacaf, el objetivo de Osorio debe ser construir su propio Tri, para contar con un vestuario que lo respalde.

Ricardo López Juárez / Liderazgo en duda

En una selección como la mexicana no basta con tener buenos resultados, aunque es lo principal. En ese sentido, Osorio se irá acomodando en su puesto conforme se vayan cumpliendo los objetivos. Pero al mismo tiempo me parece que el colombiano no tiene ese liderazgo innato que a veces se necesita para formar consensos; me hace recordar a Enrique Meza, un buen hombre que no pudo con el cargo de seleccionador. El liderazgo de Osorio será puesto a prueba tarde o temprano y veremos cómo responde.

¿Cuál debe ser su prioridad? / Darse más su lugar

Si Osorio se descuida, al rato nadie lo va a respetar. Sin darles gusto a los medios que lo presionan, necesita pelear más por contar con los mayores recursos disponibles.

Notas relacionadas

Osorio: ‘Al ojo del amo engorda el caballo’

La Selección mexicana ya habla inglés

Este sería el once inicial de México ante Senegal

México arranca el año ante Senegal con miras en la eliminatoria

Aquino causa baja del Tri para el partido ante Senegal