5 preguntas que todo aficionado de Yankees debe hacerse

Girardi dice que el objetivo es ganar la Serie Mundial, pero antes, mejor empezar a resolver incógnitas en el campo de entrenamiento

5 preguntas que todo aficionado de Yankees debe hacerse
El campamento primaveral arrancó para los Yankees con la meta de ganar la Serie Mundial.
Foto: Getty Images

Joe Girardi llegó a Tampa, donde los Yankees tienen su campo de entrenamiento primaveral, y dijo exactamente lo que todo aficionado al equipo más ganador de la historia necesita escuchar:

“Nuestra meta es ganar la Serie Mundial, al final del día. Yo reconozco lo fuerte que nuestros hombres jugaron todo el año, que nunca se dieron por vencidos, pero no llegamos a donde queríamos”, dijo el piloto de los Bombarderos. “Nuesta meta es ganar la Serie Mundial. Eso es por lo que vinimos al entrenamiento primaveral”.

Estas son cinco preguntas clave acerca de los Yankees al empezar el “spring training”.

¿Obtuvieron los refuerzos que necesitaban?

Joe Girardi fue capaz de confirmar una plantilla balanceada en 2015 que respondió cuando todo hacía esperar una temporada para olvidar en El Bronx. Pero es un hecho que se necesitaban refuerzos.

Aunque lleva cinco años seguidos bajando su total de hits desde los 207 de 2011, Starlin Castro es el fichaje que puede tener mayor impacto positivo. El infielder dominicano todavía tiene 25 años de edad y cuenta con el talento para ayudar al equipo a estabilizar el cuadro y, por qué no, convertirse en un referente.

Aaron Hicks es un jardinero joven traído de los Mellizos que tiene mucho potencial y que fildea para .995 en tres temporadas como ligamayorista. Seguramente ayudará con su guante y su velocidad.

CINCINNATI, OH - AUGUST 24: Aroldis Chapman #54 of the Cincinnati Reds pitches in the ninth inning against the Detroit Tigers at Great American Ball Park on August 24, 2015 in Cincinnati, Ohio. The Reds defeated the Tigers 12-5. (Photo by Joe Robbins/Getty Images)
Aroldis Chapman pasó de los Cincinnati Reds a los Yankees / Getty Images

La adquisición más sonada e interesante fue la del cerrador cubano Aroldis Chapman. Los Yankees no necesitaban un taponero (Andrew Miller fue el mejor de MLB en 2015) y sí en cambio pueden haberse hecho de un problema de personalidades. Será crucial ver cómo se acomodan las piezas.

¿Puede Miller seguir siendo el cerrador?

El espigado cerrador zurdo tuvo 36 rescates en 37 oportunidades con promedio de carreras limpias de 2.04. No se puede pedir algo mejor que eso. Pero con Chapman vestido a rayas negras, Miller está siendo bajado a un rol de relevista intermedio al lado del derecho Dellin Betances. El movimiento no le tiene contento, y menos aún por el canje del relevista intermedio Justin Wilson (5-0, 3.10 en 2015).

Pero no todo está perdido para Miller. Si Chapman es suspendido por su caso de violencia doméstica o si tiene alguna mala racha, Miller tendrá la pelota en el noveno inning. De hecho, la actuación y el efecto colectivo que tengan en la primavera podrían empezar a marcar cierta pauta. El cubano tiene un brazo de fuego, no hay duda, y puede ser tremenda moneda de cambio en agosto.

¿Puede A-Rod mantenerse sano?

Con 33 jonrones y 86 carreras impulsadas, Alex Rodríguez regresó por sus fueros a la Gran Carpa en 2015 y de paso fue el mejor cañonero de los Yankees.

“A-Rod” va en camino a los 41 años de edad y no está para cargar con el equipo, ni tampoco se le pide que lo haga. Los Yankees tienen muchas piezas interesante de arriba a abajo en el lineup. Sin embargo, sus aportaciones ofensivas y su experiencia deben ser consideradas un ingrediente imprescindible si es que los Mulos quieren quitarle a Toronto la supremacía divisional y volver a playoffs.

En otras palabras, el interés es ver si Alex puede evitar declinar en su rendimiento, y especialmente, eludir lesiones que son comunes para un pelotero de su edad.

¿Pueden Ellsbury y Gardner ponerle pimienta?

A lo largo de su carrera legendaria, Derek Jeter registró un promedio de embasamiento de .377, es decir que de cada 10 veces que se paró a batear, en 3.7 de ellas llegó a las almohadillas, empezando a taladrar y desgastar al pitcheo rival.

En 2015, Jacoby Ellsbury y Brett Gardner, los dos hombres llamados a ponerse en base e iniciar rallies ofensivos, tuvieron promedios de embasamiento de .318 y .343, respectivamente. No son malos índices, pero Nueva York necesita un poco más, especialmente de Ellsbury, limitado a 111 juegos la temporada pasada. El mejor Yankee para embasarse fue Mark Teixeira (.357), seguido por “A-Rod” (.356), dos corredores muy limitados en los senderos.

¿Puede Tanaka ser esa clase de as?

Tanaka es el mejor abridor con el que cuenta la novena neoyorquina / Getty Images
Tanaka es el mejor abridor con el que cuenta la novena neoyorquina / Getty Images

Masahiro Tanaka es el mejor pitcher abridor del equipo. Punto. Pero debido a lesiones en sus primeros dos años con los Yankees, el derecho japonés todavía no logra consolidarse como uno de los mejores lanzadores de las Grandes Ligas. En 2014 fue limitado a 20 aperturas tras un espectacular arranque, terminando con 13-5, 2.77. En 2015 tuvo 24 inicios (12-7, 3.51).

Tanaka será llevado con mucho cuidado en la primavera para evitar nuevos problemas en el codo. El derecho dice que puede ser ese tipo de pitcher, el hombre de referencia que conduzca a su equipo: “Tengo confianza en que puedo igualar lo que hice entonces”, les dijo a los reporteros respecto a su formidable aterrizaje en la Gran Carpa con 11-1 y 1.99 como novato en 2014.

Por ahora, Tanaka se pone como objetivo lanzar al menos 200 innings. Nueva York tiene un tremendo bullpen y eso debe ayudarle mucho.