Barry Bonds y su lugar como miembro del Salón de la Fama: Dios sabe que sí lo soy

El líder jonronero de todos los tiempos fue presentado como nuevo coach de bateo de los Marlins de Miami

Barry Bonds fue contratado como instructor de bateo de los Marlins de Miami, su regreso a las Ligas Mayores con un uniforme.
Barry Bonds fue contratado como instructor de bateo de los Marlins de Miami, su regreso a las Ligas Mayores con un uniforme.
Foto: Getty Images

Miami.- Los Marlins de Miami presentaron el fin de semana como su nuevo coach de bateo al expelotero y líder jonronero de todos los tiempos, Barry Bonds, quien aseguró que aun cuando no ha sido elegido para pertenecer al Salón de la Fama, “Dios sabe que sí lo soy”.

Aunque hace dos temporadas participó como instructor invitado de bateo de los Gigantes de San Francisco, esta vez es la primera en nueve años que Bonds regresa a las Mayores vistiendo uniforme.

Bonds, de 51 años de edad, se retiró del béisbol profesional en el 2007 como líder jonronero de todos los tiempos, con 762 cuadrangulares, 2,558 bases y 688 bases por bolas no intencionales.

El jonronero dijo en la conferencia de su presentación que su regreso a las Grandes Ligas “es un camino natural”. Agregó que se siente contento de volver a lo que él llamó “fraternidad” de jugadores y de pilotos de las Mayores.

En la conferencia, Bonds también dio una especie de mensaje a lo que calificó “la otra fraternidad”, la gente que vota para seleccionar a los integrantes del Salón de la Fama, y dijo que “esa fraternidad no me ha elegido, pero Dios sabe que soy un integrante del Salón de la Fama”.

Las posibilidades de que Bonds fuera elegido para ingresar al Salón de la Fama cayeron luego de la investigación que se le hizo por la presunta relación que tuvo con los Laboratorios Bay Area, que proporcionaban esteroides a varios peloteros.

Mientras que su condena por obstrucción a la justicia derivada de las investigaciones fue revocada en apelación por el Noveno Circuito en la primavera pasada.

¿Otro paso a Cooperstown?

Pero su oportunidad parece ir creciendo ya que en la más reciente votación obtuvo el 44.3 por ciento de votos, quedando a 31 por ciento de poder ingresar, lo cual fue el mayor porcentaje que ha tenido en los cuatro años que lleva en la boletas de votación.

“Sé que soy un jugador de nivel de Salón de la Fama, así que no necesito entrar ahí, eso se lo dejo a quienes deban tomar esa decisión, esa no es mi fraternidad”, dijo. Pero subrayó que “en mi fraternidad, la de las Grandes Ligas, no hay un solo jugador ni un solo piloto que pueda decir que no lo soy”.

Mientras Bonds aseguraba que él es un miembro del Salón de la Fama, el presidente de los Marlins, David Samson, decía que la contratación del jonronero es sólo un “movimiento que le conviene al equipo en el aspecto deportivo”.

Pero ya empezaron a surgir los rumores de que se trata de un movimiento que puede beneficiar al extoletero para limpiar su imagen y eventualmente llegar al Salón de la Fama, y que ayuda a los Marlins a estar en el centro de la atención.

Samson negó que en el equipo hubiera algún interés publicitario con la contratación de Bonds. “Ustedes pueden preguntarle a nuestro departamento de Relaciones Públicas para que se den cuenta de que al contratar a Bonds no lo hicimos con ningún interés publicitario”, dijo ante los cuestionamientos. “Creo que Bonds puede ayudar a nuestros bateadores a ser mejores y a ganar partidos”.

En ese sentido, Bonds aseguró que a los toleteros de los Marlins les compartirá su experiencia y dijo que “espero que ninguno de los jugadores piense que sabe más que yo, porque no lo sabe”.

Te recomendamos

CC Sabtahia reveló su plan para luchar contra el alcohol

5 preguntas que todo aficionado de Yankees debe hacerse

Los Gourriel, escondidos, gestionan llegada a Estados Unidos

‘Spring training’ a la vista: cinco preguntas que todo aficionado de los Dodgers debe hacerse