Impiden salir de Honduras a mexicano herido en asesinato de líder indígena

El activista fue herido la madrugada del 3 de marzo durante el asesinato de Berta Cáceres, líder y cofundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras
Impiden salir de Honduras a mexicano herido en asesinato de líder indígena
Hondureños portan una bandera de honduras en el sepelio de la defensora de derechos humanos y del ambiente Berta Cáceres en la ciudad de La Esperanza (Honduras).
Foto: EFE

Las autoridades hondureñas impidieron salir del país al director mexicano de la asociación Otros Mundos Chiapas, Gustavo Castro, quien resultó herido durante el asesinato de la líder indígena Berta Cáceres, informó hoy su organización civil.

De acuerdo con un comunicado publicado por Otros Mundos, Castro “fue interceptado por autoridades hondureñas en el puente migratorio del Aeropuerto Internacional de Tegucigalpa, Honduras, cuando intentaba abordar el avión que lo traería de regreso a México”.

“Seguimos sin conocer con claridad cuál es su estatus o bajo qué fundamentos sigue retenido por las autoridades hondureñas y cuáles serán los procedimientos a seguir”, especifica el escrito.

El activista fue herido la madrugada del 3 de marzo durante el asesinato de Cáceres, líder y cofundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), en su casa en la ciudad de La Esperanza (occidente de Honduras).

Al parecer, los agresores fueron dos hombres que portaban armas de fuego, según la información preliminar que ha trascendido.

El pasado viernes, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) confirmó la presencia de un connacional en el lugar de los hechos, y afirmó que se realizarían “las gestiones necesarias para su repatriación a México”.

Fue la organización civil quien identificó a este herido como su director, a la vez que manifestó su preocupación por la “vida e integridad” de Castro.

Otros Mundos denunció que el activista, cuya seguridad sigue en “riesgo”, tuvo que ser resguardado por la embajadora y el cónsul mexicanos, quienes lo llevaron de vuelta a la Embajada en coche oficial, según la versión de la organización.

“Recordamos que Gustavo Castro es víctima, y exigimos un trato que resguarde su integridad física y psicológica, y no como un presunto más”, exigió Otros Mundos.

El crimen contra la dirigente ambientalista ha conmocionado a la sociedad hondureña, que de nuevo exige el cese de la violencia que a diario cobra la vida de unas trece personas en el país.