Alertan de fraude a través de sitios de Internet para encontrar pareja

De octubre de 2013 a febrero pasado, casi se registraron 18,000 víctimas de fraude cibernético en EEUU y en al menos 79 países; Los Ángeles se ha convertido en un terreno fértil

Alertan de fraude a través de sitios de Internet para encontrar pareja
El agente especial Michael Sohn (izq),explica detalles de la investigación realizada por el FBI. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Los criminales cibernéticos ahora usan sitios de búsqueda de pareja en Internet para reclutar a personas para que les transfieran miles de dólares que éstos obtienen defraudando a empresas y organizaciones en Estados Unidos, alertaron las autoridades federales.

Ambos esquemas fraudulentos se ubican entre las principales amenazas del mundo tecnológico y, según la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), el área de Los Ángeles se ha convertido en un terreno fértil para los delincuentes, pues de aquí obtienen unos cinco millones de dólares cada mes.

“Cuando me enteré que era un fraude había agentes del FBI entrando en mi taller”, Tim McMurray

Todo comienza con un simple correo electrónico que finge provenir del director ejecutivo de una empresa y que va dirigido a un empleado del departamento de finanzas. El mensaje pide que se realice una jugosa transacción financiera a una nueva cuenta bancaria y éste obedece.

En tanto, los defraudadores han contactado a alguna persona en una página para localizar parejas en Internet con el fin de que sea su “mula financiera” y que, sin saberlo, su cuenta bancaria reciba el depósito que solicitaron de manera ilegítima y luego hagan un envío a otra cuenta en el extranjero.

Desde enero de 2015 casi se triplicó el número de víctimas y la cantidad robada por estos fraudes.

Debbie Lefever, Dave Weil y Bekki Prather fueron víctimas recientes que hablaron durante una conferencia del FBI  (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
De izquierda a derecha: Debbie Lefever, Dave Weil y Bekki Prather fueron víctimas recientes que hablaron durante una conferencia del FBI (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Escuelas privadas, grandes corporaciones, pequeñas empresas y organizaciones sin fines de lucro han caído en la trampa.

“Dos importantes estudios cinematográficos han sido golpeados”, dijo Michael Sohn, agente especial del FBI en Los Ángeles, quien indicó que estas compañías perdieron $80,000 hace poco.

En algunos casos, las cuentas electrónicas de los ejecutivos son comprometidas por piratas cibernéticos o éstos cambian ciertas letras o números para pretender que se trata de una fuente legítima.

Un crimen con jugosas ganancias

Solo por citar un ejemplo de lo lucrativa que se ha convertido esta actividad delictiva, el FBI precisó que cada mes los ladrones roban de bancos de todo el país un promedio de $2.4 millones, mientras que los rateros cibernéticos obtienen alrededor de $5.4 millones sólo en el área de Los Ángeles.

De octubre de 2013 a febrero pasado, casi se registraron 18,000 víctimas en EE UU y en al menos 79 países, lo que significó una pérdida que superó los $2,300 millones.

“No hay un perfil de los negocios que han sido víctimas. El rango va de grandes corporaciones a empresas tecnológicas, a pequeños negocios, a organizaciones no lucrativas”, dijo David Bowdich, director asistente del FBI en esta metrópoli.

Por otro lado, los falsos correos electrónicos lograron obtener recientemente la información personal de 14,000 personas en todo el país, alertó el Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS).

“Desde febrero once compañías han sido víctimas de esto”, indicó Anthony Orlando, de la unidad de investigación criminal del IRS en Los Ángeles.

La mala noticia es que una vez que el dinero se transfiere al extranjero es difícil recuperarlo y dar con el paradero de los ladrones, al tiempo que las instituciones bancarias no se hacen responsables por estas pérdidas. Por ahora, sólo se logra recuperar el dinero en el 25% de los casos reportados.

“El crimen ahora es muy sofisticado y están en un nuevo nivel porque usan el anonimato que les permite el mundo cibernético”, dijo la fiscal federal Eileen Decker.

La víctima Tim McMurray  habla sobre su caso. (Aurelia Ventura/La Opinion)
La víctima Tim McMurray habla sobre su caso. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Las víctimas

Tim McMurray, un empresario de Gardena, encontró a su media naranja en internet. La belleza de “Louis” le robó el corazón y ella también se confesó enamorada. Un día, como una prueba de confianza, ella le pidió que recibiera $15,000 en su cuenta bancaria y que después los depositara a un vendedor.

“Louis” era en realidad un delincuente que había robado el dinero de una compañía de Beverly Hills usando un correo electrónico que fingió ser de un ejecutivo.

“Cuando me enteré que era un fraude había agentes del FBI entrando en mi taller”, dijo McMurray.

Gracias a su colaboración, el FBI arrestó a una persona en Georgia que participaba en este esquema.

Pero Kathy, una residente de Huntington Beach y de 83 años, no logró detectar el fraude a tiempo y envió 23,000 dólares a un hombre que se identificó como un ingeniero civil del estado de Washington y que también conoció en un sitio especializado en búsqueda de parejas. Ese dinero se cobró en Malasia.

“Hasta hoy ella no se considera una víctima y cree que este tipo es real”, dijo su hijo, David Weil.

Si usted ha sido víctima de un crimen cibernético denúncielo en la página www.ic3.gov