Latina demanda a salón de uñas tras perder un dedo

Sonia Algara alega que perdió su dedo meñique luego de una cortada; negocio se defiende y dice que no hay evidencia de que se lastimó en ese lugar.

Latina demanda a salón de uñas tras perder un dedo
Vista exterior del salón de uñas Dynasty Nails en Santa Clarita. /Mey lyn Mitteenn
Foto: Mey Lyn Mitteenn / Impremedia

Sonia Algara jamás pensó que acudir a un salón de uñas para embellecer sus pies le iba a cambiar la vida. Mucho menos se imaginó que una tarde de relajación terminaría con una demanda en la Corte Superior de California luego de perder una de sus extremidades, según ella, a causa de su manicurista.

El 15 de marzo del año pasado y mientras visitaba a una sobrina, esta mexicana —originaria de Sinaloa— decidió ir por primera vez al negocio Dynasty Nails, ubicado en Santa Clarita, para recibir una pedicura.

“[El lugar] No me lo recomendaron ni nada, yo me metí a ese centro comercial… Le dije a la muchacha [que la atendía], ‘me lastimaste el dedo’ y ella me dijo que no. Al segundo día ya no pude caminar”, cuenta la mujer de 55 años.

Pasados tres días, Algara acudió al hospital de emergencia porque el dedo de su pie izquierdo “ya lo tenía negro”, cuenta. “Resulta que ya tenía una fuerte infección hasta la rodilla… el doctor me dijo ‘te voy a lograr toda la pierna pero te vamos a cortar un dedo’”.

Su abogado, Daniel Raffii, especificó en una entrevista para La Opinión que mientras su clienta recibía el servicio hubo un corte de piel, seguido de un sangrado y que en el lapso de una semana el dedo de Algara tuvo que ser removido.

Además argumenta que se intentó resolver el caso antes de entablar una demanda judicial pero que el negocio negó los cargos por lo que presentaron la demanda este lunes ante la Corte Superior de California.

Empresa se defiende

Ante esto John Tran, manager de Dynasty Nails desde hace solo dos meses, comentó a este diario que hasta hace unos días no sabía del caso pero que tras hablar con la dueña del lugar, esta le permitió dar cierta información.

Tran dijo que sí existía una demanda en contra del negocio pero que la mujer [Sonia Algara] no se había lesionado en ese establecimiento.

“La dueña me dijo que la mujer no se lesionó aquí… y que no hay evidencia de que ello”, dijo Tran quien agregó que la compañía de seguros del salón de negocios intentó contactarse con Algara pero que no hubo respuesta alguna.

El pie izquiero de Sonia Algara luego de la amputación de su dedo.
El pie izquierdo de Sonia Algara luego de la amputación de su dedo.

Condición preexistente

El abogado de Algara afirma que su clienta avisó a la persona que iba a trabajar con ella que padecía de diabetes.

Y es que cuando sucede esto se espera que la persona que va a atenderte lo haga con mayor cuidado para evitar lesiones; sin embargo, el salón por ley puede rechazar al cliente.

El actual manager de Dynasty Nails afirma que si alguien le avisa de este tipo de enfermedad atiende a sus clientas solo cuando se trata de remoción de cutículas y pintado de uñas pero que nunca ejerce cortes para evitar riesgos.

“Si lo veo rojo o infectado no lo hago”, dice Tran, que trabaja en el negocio de las uñas por 19 años y agrega que para él la limpieza, seguridad y salud es importante para cualquier negocio.

La demanda recién ha iniciado su curso y aún falta la decisión de los expertos para saber si la naturaleza de la condición previa de Algara puede o no haber afectado a acelerar la lesión, además de los resultados de los químicos que se usaron en la interacción con el corte de la afectada.

Algara siente que su vida ha sido afectada tras la amputación de su dedo. “Antes yo no me agarraba de las paredes ahora para todo me tropiezo”, cuenta y da como consejo que quienes vayan a algún salón se fijen bien que todo este bien esterilizado.

Recomendaciones

  • Debes avisarle a tu manicurista o pedicurista si sufres de diabetes o tienes alguna enfermedad vascular.
  • Al acudir al salón de belleza revisa que el lugar este limpio y que las herramientas utilizadas estén esterilizadas.
  • El abogado Daniel Raffi aconseja que si tuviste una lesión tomes fotos e intentes obtener el nombre de la persona que te provocó la lesión y que lo más importante es buscar atención médica inmediatamente ya que si la señora Algara hubiera esperado 48 horas más su pie entero hubiera tenido que ser amputado.

Para verificar la licencia de cualquier salon de belleza o presentar una queja puedes visitar el sitio del Departamento de Barbería y Cosmetología del estado en www.barbercosmo.ca.gov.