Bernie Sanders alertó en 2011 sobre lo revelado por los “Panamá Papers”

El precandidato demócrata dijo, al oponerse a un tratado de libre comercio entre USA y Panamá en 2011, que ese país era un paraíso fiscal donde se escondía mucho dinero. Hillary Clinton, por su parte, respaldó el acuerdo como Secretaria de Estado del país.

Bernie Sanders alertó en 2011 sobre lo revelado por los “Panamá Papers”
Los candidatos presidenciales demócratas el senador Bernie Sanders y Hillary Clinton.
Foto: EFE

Ahora que los “Panamá Papers” han revelado que ese país es un centro mundial al que muchos ricos y famosos acuden para esconder sus fortunas y evadir impuestos, resurgen las críticas que en 2011 hiciera el senador Bernie Sanders al Tratado de Promoción de Comercio de Panamá (TPA) con Estados Unidos, firmado ese año.

Un video que desde ayer circula por la red revela que Sanders, hoy candidato presidencial, alertó que Panamá “es un país líder mundial en permitir que los ricos estadounidenses evadan los impuestos del país y escondan su dinero en paraísos fiscales”.

Sanders predijo que el acuerdo TPA,  que entonces se negociaba entre el gobierno de Barack Obama y el de Panamá “empeoraría las cosas”.

“La economía de Panamá es muy pequeña, sólo 26,700 millones al año, una fracción de 1% de la de Estados Unidos”, dijo Sanders en ese momento. “No es posible argumentar que este acuerdo ayudará a crear trabajos en Estados Unidos. La razón de este acuerdo debe ser otra”.

Aquí el vídeo:

“Panamá Papers” es una investigación realizada por casi cuatrocientos periodistas en 100 países a partir de una filtración masiva de documentos provenientes de la firma legal Mossack Fonseca, una de las más grandes firmas a nivel mundial en el mundo de las cuentas bancarias ultra marinas (offshore).

Hasta ahora no se han revelado nombres de estadounidenses vinculados a estas actividades, pero uno de los editores del Consorcio Internacional de Periodistas Investigativos, indicó por Twitter que “aún faltan revelaciones”, mientras que expertos indicaron que en Estados Unidos existen estados que son paraísos fiscales y muchas otras formas en que los ricos evaden impuestos.

El trabajo periodístico que comenzó a publicarse este lunes, revela que más de 200,000 entidades en el mundo, entre ellos muchos líderes políticos, usaron dicha firma con sede en Panamá para establecer cuentas en paraísos fiscales, evadiendo las leyes de impuestos de sus países.

La revelación ya cobró su primera víctima, el primer ministro de Islandia Sigmundur David Gunnlaugsson, quien renunció este martes al conocerse que tenía una de esas cuentas en el extranjero y los ciudadanos de ese país se lanzaron a la calle para protestar.

Clinton empujó tratado con Panamá

Por su parte, Hillary Clinton, hoy en competencia con Sanders por la nominación demócrata a la presidencia, dio su respaldo al TPA en 2011 como Secretaria de Estado del gobierno de Obama, aún cuando se había opuesto al mismo durante su anterior campaña por la presidencia.

El video en el que Sanders parece predecir en parte lo que ahora revelaron los “Panamá Papers”, se ha vuelto viral circulando por Facebook y ha causado que Sanders vuelva a llamar la atención sobre el asunto, en momentos en que está en estrecha competencia por la candidatura con Clinton.

“Lo revelado por esta filtración masiva de documentos es aún peor de lo que yo predije”, dijo Sanders en un comunicado, agregando que Clinton “ayudó a empujar el tratado en el Congreso y como Secretaria de Estado. Los resultados han sido un desastre”.

Por el momento no ha habido una respuesta oficial de la campaña de Clinton al asunto ni a las acusaciones de Sanders, pero el asesor económico de la precandidata, Michael Shapiro, dijo por medio de Twitter que ella tiene un “estricto plan” para evitar los escapes impositivos injustos.

Shapiro se refirió al anuncio del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, realizado este martes, de que limitará la capacidad de grandes empresas de evitar pagar impuestos al absorber empresas más pequeñas.

La organización Public Citizen dijo en un comunicado que los Panama Papers: “revelan el cinismo de los presidentes estadounidenses y sus aliados corporativos al prometer que los tratados de comercio traerán grandes beneficios económicos y reformas a los países”.

“La principal promesa del TAP fue que terminaría con las protecciones al secretismo de ese país como paraíso fiscal y centro de lavado de dinero, pero las cosas se han puesto peor”, señaló el comunicado.