La sequía no termina: piden volver a usar cubetas para conservar agua

Vecinos de Willowbrook redujeron el consumo de agua un 19% pero las autoridades les piden que ahorren más
Sigue a La Opinión en Facebook
La sequía no termina: piden volver a usar cubetas para conservar agua
El uso de las cubetas puede ayudar a almacenar agua y no desperdiciarla.
Foto: Archivo / Getty Images

Bajo una llovizna que este sábado cayó sobre esta región, residentes latinos de Compton reflexionaron sobre la conservación de agua a través de una práctica típica en sus lugares de origen: el uso de cubetas.

“En Nayarit yo llevaba agua en baldes ¿Cuántos de ustedes lo hicieron? Ya tenemos esa cultura”, dijo la nutrióloga Judith Topete a las más de treinta personas que este sábado participaron en una reunión que se realizó en una iglesia de Compton sobre prácticas para ahorrar el vital líquido .

Usar cubetas para colectar el agua mientras se regula su temperatura antes de tomar una ducha o usarlas para el lavado de los autos, fueron algunos de los consejos que se escucharon en el evento.

Topete indicó que los migrantes deberían tener estos recipientes en casa para reducir los alarmantes niveles de sequía que siguen impactando a California. En Latinoamérica, es común el uso de baldes para tomar agua de ríos, pozos o incluso de pipas, por los limitados sistemas de distribución.

“Cada gotita cuenta”

“Pero cuando llegamos a este país, como tenemos todo en abundancia, no valoramos el agua”, dijo ella. “Cada gotita cuenta, si no lo hacemos ahora nuestros hijos pagarán las consecuencias”, alertó.

El Distrito del Agua Sativa, que se encarga de distribuir el líquido a 1,634 hogares y negocios en el barrio de Willowbrook, en el Sur de Los Ángeles, entregó cubetas a quienes asistieron al evento.

“Las tenemos que usar en la casa, aquí uno se acostumbra a dejar abierta la llave y se nos olvida que en México cuidábamos mucho al agua”, comentó René Rodríguez, quien escuchó atento no sólo los consejos de conservación, sino las fatales consecuencias por desperdiciar el líquido.

Foro sobre conservación de agua que se realizó en Compton este sábado
Foro sobre conservación de agua que se realizó en Compton este sábado

El vecindario de Willowbrook se enfrenta a una situación singular: sus residentes pagan una cuota fija de 55 dólares al mes por una cantidad ilimitada de agua, que se obtiene de yacimientos subterráneos. Sólo se imponen sanciones a quienes exageradamente malgastan el líquido.

“Si quieres lavar la ropa cien veces al día lo puedes hacer aquí”, dijo Luis Landeros, presidente de la junta del Distrito del Agua Sativa. “Sabemos que mucha gente piensa ‘nomás es agua’, pero tenemos que preguntarnos si en el futuro vamos a seguir teniendo agua”, añadió.

A pesar de esa concesión atípica en Los Ángeles, el consumo de agua en dicha agencia (que sirve principalmente a latinos) ha bajado un 19% en los últimos dos años, aseguró Landeros.

Precipitaciones como las registradas esta semana, que se atribuyen al fenómeno de El Niño, no han cambiado las exigencias de conservación de las autoridades estatales y locales.

“No tenemos que dar por hecho de que abriremos el grifo y que saldrá agua”, señaló el senador estatal Isadore Hall, representante de la zona y quien fungió como ponente en dicho foro.

Otras recomendaciones en la reunión fueron regar el jardín pocas veces a la semana, tomar duchas cortas, cerrar el grifo al cepillarse los dientes y reparar las goteras en inodoros y tuberías.

“Es un privilegio seguir teniendo agua”, resaltó la nutrióloga Topete.