La proposición 47 permite a joven exconvicto prepararse para ser bombero

Ha dejado atrás una vida de entradas y salidas a la cárcel y la prisión, por robos menores y drogas; ha limpiado su récord y espera certificarse como apagafuegos

La proposición 47 permite a joven exconvicto prepararse para ser bombero
Manuel Zarate, joven que se beneficio de Prop. 47 y esta entrenando para ser bombero en Homeboy Industries.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

A Manuel Zárate, la proposición 47 le abrió las puertas de la cárcel del condado de Los Ángeles y le dio la oportunidad de cambiar su vida.

Si sumo todas las veces que entré y salí de la cárcel y de la prisión, cuento dos años de mi vida que desperdicié en una celda”, dice Zárate. “Fue una época que me veía como que no valía nada. En la actualidad me siento completo, pero no sé porque me percibo viejo a mis 23 años. Será porque me falta mucho por lograr y recuperar el tiempo”, revela.

La proposición 47 fue aprobada por los votantes el 4 de noviembre de 2014. Convirtió algunos delitos relacionados con la posesión de drogas y la propiedad que no son violentos ni serios en penas menores. Como consecuencia, redujo sentencias y bajó el hacinamiento en las cárceles.

Para muchos, como Zárate, es una oportunidad para cambiar de rumbo.

04/08/16/LOS ANGELES/Manuel Zarate joven que se beneficio de Prop. 47 y esta entrenando para ser bomber en Homeboy Industries. (Foto Aurelia Ventura/La Opinion)
Manuel Zárate, un joven que se benefició de la proposición 47 trabaja en Homeboy Industries. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Vida criminal

Zárate creció en Duarte en un ambiente rodeado de pandillas y actividad criminal. En cuanto tuvo edad se puso a consumir y vender drogas. “Compras 100 dólares de drogas y te ganas 200 al venderlas”, relata.

Pero no todo quedó en el negocio de narcóticos. Junto a su palomilla de amigos, se dedicó a forzar puertas de vehículos y casas para hacer robos menores. “Me gusta la aventura, y se me hacía divertida esa vida”, confía.

Cuando la proposición 47 le permitió salir libre por enésima vez y limpiar su récord relacionado con las drogas, el muchacho reconoce que aún no tocaba fondo.

04/08/16/LOS ANGELES/Manuel Zarate joven que se beneficio de Prop. 47 y esta entrenando para ser bomber en Homeboy Industries. (Foto Aurelia Ventura/La Opinion)
Manuel Zárate se siente contento de tener un empleo en Homeboy Industries a la vez que se entrena para ser bombero. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Fue un incidente en un motel en El Monte lo que lo llevó a dar un viraje en su vida.

“Estaba atiborrado de gente que vendían y usaban drogas, algunos con armas y llegó la policía. Empezaron a patear la puerta para derribarla. Desesperado, encontré un balcón, salté desde un segundo piso, corrí y me senté en la esquina del edificio de enfrente, desde ahí vi como sacaban a todos esposados. Decidí en ese momento llamar por teléfono a mi hermano mayor para que fuera por mi”, cuenta.

El hermano de Zárate tiene varios años que trabaja en la panadería de Homeboy Industries, una organización que ayuda a los jóvenes pandilleros y expandilleros en su rehabilitación para que ya no caigan en la delincuencia.

04/08/16/LOS ANGELES/Manuel Zarate joven que se beneficio de Prop. 47 y esta entrenando para ser bomber en Homeboy Industries. (Foto Aurelia Ventura/La Opinion)
Manuel Zárate sueña un día con convertirse en bombero, ese ha sido su anhelo desde niño. (Aurelia Ventura/La Opinion)

En el camino a su casa, mi hermano me abrió los ojos. Me hizo ver que sólo tenemos una vida. La verdad que yo ya estaba cansado de estar flaco, de dormir en la calle, de vender drogas, de no contar con mi familia y hasta de los mismos policías que me arrestaban y me ponían en la misma celda de la cárcel del condado”, relata.

Su propio hermano lo llevó a Homeboy Industries donde le han dado un empleo por 18 meses, de los que lleva ya ocho meses.

“Lo primero que hicieron fue mandarme a un programa de rehabilitación. He dejado las drogas. Y no quiero volver a ellas, mi cuerpo no se siente bien cuando las toma”, admite.

Y se pone muy contento, al platicar, que ya no está más en libertad condicional.

04/08/16/LOS ANGELES/Manuel Zarate joven que se beneficio de Prop. 47 y esta entrenando para ser bomber en Homeboy Industries. (Foto Aurelia Ventura/La Opinion)
A Manuel Zárate, la proposición 47 le abrió las puertas a la libertad y le permitió limpiar su récord. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Apagafuegos

Más feliz está porque casi termina la secundaria.

Espera en un par de años terminar de limpiar su historial de un delito más serio que tiene en su haber y certificarse como bombero.

“Ya comenzaron a entrenarnos aquí en Homeboy Industries. Cuatro días a la semana corremos y hacemos senderismo. Ese ha sido mi sueño desde niño”, cuenta con sus ojos que brillan con solo imaginarse vestido de tragafuegos.

El programa de entrenamiento de bomberos en Homeboy Industries comenzó el mes pasado; actualmente participan 20 expresos. Se entrenan miércoles y sábado. La preparación incluye entrenamiento físico y estudio. Al terminar serán certificados por los Bomberos del Servicio Nacional de Bosques.

Zárate confiesa que otro de sus más grandes deseos es volver a convivir con su hijo de 5 años a quien no ve desde que tiene 11 meses.

“Cometí muchos errores en el pasado pero no sabes cuanto deseo verlo y convivir con él. Me siento nervioso de pensarlo. Yo no tuve un papá y quiero que él si lo tenga, y se sienta orgulloso de él”, observa.