¿Riesgo de tuberculosis por la llegada de niños migrantes?

Un informe de la organización civil Judicial Watch afirma que existen correos internos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en los que en 2014 se advertía del riesgo de contagio de tuberculosis al tratar a menores inmigrantes llegados a través de la frontera con México. Nunca hubo advertencia oficial

Guía de Regalos

¿Riesgo de tuberculosis por la llegada de niños migrantes?
Foto: Getty Images

Judicial Watch, que demandó al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) para obtener la información, señala que estos documentos “contradicen” las declaraciones de la administración Obama que desestimaba los “posibles riesgos de salud y seguridad creados por las decenas de miles de menores” que viajaron solos desde Centroamérica huyendo de la violencia en 2014.

Pese a que presuntamente existía un riesgo de contagio, de acuerdo con los correos obtenidos por Judicial Watch, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en ningún momento emitieron una advertencia oficial.

Consultados por Efe al respecto, los CDC señalaron en una declaración que los menores que han llegado a través de la frontera presentan “poco riesgo de propagar enfermedades infecciosas a la población en general”.

“Los países en Centroamérica de donde la mayoría de estos menores provienen (Guatemala, El Salvador y Honduras), tienen programas de vacunación infantil y la mayoría de los menores reciben algunas o todas las vacunas recomendadas en la niñez”, indicaron los CDC.

Segun la información obtenida por Judicial Watch y dada a conocer esta semana, un experto de los CDC advertió en un correo sobre la necesidad de que el personal que estaba siendo destacado a la zona cuando hace dos años se registró un flujo de menores migrantes procedentes de Centroamérica estuviera vacunado contra la enfermedad.

“Muchos de estos menores no están vacunados, entonces necesitamos asegurarnos que todo nuestro personal esté vacunado”, indica un correo electrónico enviado en junio de 2014 por Alaric C. Denton, un experto en salud ambiental de los CDC.

De acuerdo con la organización civil, el funcionario envió otro correo electrónico en el que señalaba que había recopilado material sobre las “enfermedades que sea mas probable ver ahí (sarna, tuberculosis, piojos)”.

Los CDC señalaron hoy que, como medida de precaución, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) vacuna a todos los menores que ingresen al país que no tengan documentación que compruebe que tienen todas las inmunizaciones al día.

“A su ingreso, los menores reciben un chequeo inicial para determinar si hay problemas de salud obvios (como piojos, diarrea, sarpullidos o tos) cuando llegan a las instalaciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP)”, señalan los CDC, que agregaron que todos los menores deben ser declarados “en condiciones de viajar” antes de ser trasladados a otra oficina de CBP o a un albergue de ORR.

Una vez ubicados en los albergues de ORR, los menores son sometidos a más pruebas y se les somete a tratamiento de forma aislada para evitar la propagación.