Sobredosis en Skid Row: El nuevo ingrediente narcótico que causa polémica

Al menos 14 personas fueron hospitalizadas por sobredosis, y se presume que es por haber consumido la droga "spice"
Sobredosis en Skid Row: El nuevo ingrediente narcótico que causa polémica
Se trata de "spice", marihuana sintética, y el nuevo ingrediente que ésta contiene.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

El pasado fin de semana, al menos 14 indigentes, que yacen en Skid Row, tuvieron que ser hospitalizados luego de sufrir una sobredosis, y activistas de la zona aseguran que se trata de los nuevos químicos que contiene la marihuana sintética, conocida como “spice” que ingieren.

Según el Daily News, spice ha sido una de las drogas más problemáticas en la zona de indigentes del centro de Los Ángeles desde hace años, pero la tanda más reciente contiene químicos que causan aún más problemas de salud.

El viernes se reportaron las primeras seis víctimas, mientras que el resto se reportaron durante el fin de semana, y el lunes otras cuatro tuvieron que ser trasladadas a hospitales locales.

“[La droga] provoca a los consumidores tornarse violentos y sufrir convulsiones”, asegura el reverendo Andy Bales, de Union Rescue Mission, al diario angelino.

Spice es una versión falsa de marihuana, elaborada con hierbas rociadas con líquidos creados en laboratorios que imitan los efectos del tetrahidrocannabinol (THC), una droga peligrosa y adictiva, aseguran médicos. El bajo costo del narcótico —$1 por un cigarrillo– es lo que promueve su popularidad.

Se trata de la misma droga que el año anterior enfermó a unas 40 personas tras consumir Pan de Reyes al comprarlo de una panadería en Santa Ana, condado de Orange. Análisis del pan encontró rastros de spice.

Bales asegura que los vendedores acuden a Skid Row para aprovecharse de la vulnerabilidad de los drogadictos de la zona.

El año anterior al menos tres centros de distribución de marihuana sintética fueron desmantelados en el Sur de California. Dos de ellos se ubicaban en el área de Skid Row, en el centro de Los Ángeles, y operaban bajo los negocios registrados como “TJ Imports” (304 E. 4th St.) y “Sparks USA Import” (306 S. Wall St.). El otro se localizaba en una bodeda del condado de Orange.

Según la Administración para el Control de Drogas (DEA), en esos tres sitios se vendía y distribuía a 16 estados del país el sustituto de la marihuana que muchas veces suelen importar de laboratorios clandestinos de China.

Con información de Jorge Morales Almada