¿Qué nos hace perder el sueño?

Las mujeres sufren más ansiedad por los problemas monetarios, especialmente la planificación de la jubilación

¿Qué nos hace perder el sueño?
Las preocupaciónes financieras son mayores para las mujeres en cierta medida porque ganan menos que los hombres./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Los colchones son cada vez mejores. Más modernos, más cómodos. No importa. Uno de casa seis americanos tiene poblemas para dormir y la causa no la arregla el colchón porque no es el de la cama sino el financiero el culpable de las noches en blanco. Y quienes peor lo pasan son las mujeres.

Segun CreditCards.com el 68% de las mujeres y el 56% de los hombres pierden el sueño por problemas a la hora de cuadrar sus cuentas. Normalmente no es una dificultad sola porque cuando el dinero está ajustado estas se suelen acumular. Esta empresa especializada en tarjetas de crédito hizo una reciente encuesta sobre cinco cuestiones cruciales: ahorrar para la pensión, pagar para la educación propia o de un hijo, abonar facturas médicas o de seguros, cumplir con los pagos de la hipoteca o el aqluiler  y, por último, hacer frente al balance de la tarjeta de crédito.

Entre dos y tres de estas cuestiones perturba el descanso de los americanos, la que más, ahorrar para la jubilación. La que menos, pagar las tarjetas de crédito locual se acoje por Matt Schltz, analista de CreditCards, como una buena noticia. “Indica que a pesar de que los balances continuan creciendo tras la Gran Recesión, los americanos consideran que tienen su deuda con las tarjetas bajo control”. Las deudas en las tarjetas de crédito han aumentado desde que el año pasado esta empresa hizo esta misma encuesta pero aún están por debajo del billón de dólares que se alcanzó cuando empezó la Gran Recesión en 2007.

Ahorrar para la jubilación es la primera de todas las preocupaciones (la que desvela al 39% de los americanos) a partir de los 30 años. De nuevo, el 44% sienten de forma más aguda esa preocupación. El 35% de los hombres se preocupa como ellas de no tener suficiente para retirarse cuando llegue la edad.

Según Brad Klontz, con fundador del Instituto psicológico Financiero, uno de los problemas es que las mujeres están más en contacto con sus emociones en general. “Los hombres, suelen estar en estado de negación sobre el estrés que sufren, lo hablan menos y lo tratan menos”. Adicionalmente las mujers tienen un instinto protector que puede afectar al estrés financiero.

Pero además hay otro factor innegable. En pleno siglo XXI las mujeres siguen ganando menos que los hombres por el mismo trabajo como no se deja de certificar oficialmente y por parte de centros de estudio nacionales e internacionales. Eso es algo que necesariamente juega en contra de las féminas.

Recientemente la consultora financiera y de inversión TIAA explicaba que las mujeres tienen ante si desafíos únicos antes y depués de la jubilación. Además de los salarios más bajos, está más tiempo fuera “del mercado laboral cuidando familiares o hijos y eso puede socavar los ahorros. Adicionalmente, las mujeres tienen una expectativa de vida mayor por lo que sus necesidades financieras serán más elevadas.

¿Soluciones?

  • TIAA explica que el 22% de los hombres empiezan a planificar su jubilación a los 30 años cuando solo el 12% de las mujeres lo hace a esa edad. Hay que empezar antes.
  • Según esta institución financiera muchas mujeres lamentan no haberse informado mejor sobre las opciones que les da el seguro social, las posibilidades de obtener otros ingresos, gestionar mejor sus ahorros o aprovechar los planes de pensiones de las empresas.
  • Si se le ofrece un plan de pensiones en la empresa (401k), con o sin contribuciones por parte del empleador, tómelo. Se alimentan de deducciones automáticas que ayudan a ahorrar casi sin esfuerzo tras los primeros meses.
  • Si su empresa no le ofrece planes de pensiones y abrir un IRA es muy caro por las comisiones, el Estado tiene desde hace poco cuentas llamadas Myra. No ofrecen mucha rentabilidad pero aseguran sus ahorros con mínimo costo. Dedique pagos automáticos de su salario a estas cuentas.