Miles de madres sin hijos a causa de las desapariciones en México

Exigen a las autoridades dar con el paradero de sus hijos

Tres mujeres sostienen retratos de sus hijos, migrantes desaparecidos, en vísperas de inciar  la novena Caravana de Madres Centroamericanas Buscando a sus Migrantes Desaparecidos en la Ruta Migratoria, en Ciudad de Guatemala.
Tres mujeres sostienen retratos de sus hijos, migrantes desaparecidos, en vísperas de inciar la novena Caravana de Madres Centroamericanas Buscando a sus Migrantes Desaparecidos en la Ruta Migratoria, en Ciudad de Guatemala.
Foto: EFE

MÉXICO – El dolor de las madres con hijos desaparecidos no cesa así haya ocurrido hace un año como en el caso de los 60 pobladores de Chilapa, Guerrero, a quienes hombres armados se llevaron de un tirón el 8 de mayo de 2015 o así haya pasado una década o unos días el caso de las estudiantes Lorena Gutiérrez y Fernanda Armendáriz a quienes se les vio por última vez hace unas semanas al salir de una secundaria en Ciudad Juárez.

Organizaciones no gubernamentales calculan que actualmente hay en México 30,000 madres con este delito clavado en el corazón, un sentimiento que se agudiza cada 10 de mayo cuando “no hay nada que celebrar”, como reza el eslogan que convoca a una multitudinaria marcha por el Día de las Madres en la Ciudad de México y los centros de distintas ciudades.

¿Qué quieren? El Centro de Derechos Humanos para las Mujeres precisa en un documento de prensa: “Hacer visible la impunidad de los casos; la ausencia de acciones y planes de búsqueda; la corrupción y colusión de las autoridades; el riesgo en que se encuentran los familiares por buscar a sus seres queridos y exigir justicia; la mala fe en las diligencias de identificación de restos así como  la falta de políticas adecuadas de educación, vivienda y trabajo”.

Las madres consideran que, de no haber el desorden y corrupción que existe actualmente el país, no existiría la crisis actual de desaparecidos.

En Sinaloa, por ejemplo, el colectivo “Las Rastreadoras” que desde 2010 a la fecha han localizado 41 cuerpos (16 plenamente identificados como desaparecidos) denuncia que la policía ha tomado partido en la guerra por el control del territorio para la venta de cristal entre la organización que encabeza Joaquín “El Chapo” Guzmán y los Zetas.

La droga que vende el cartel de Sinaloa es blanca y la de sus rivales es de colores. “Si ven a gente consumiendo el cristal de colores los matan”, dijo una madre en testimonio anónimo para la prensa local.

En Guerrero, el colectivo “Los Otros desaparecidos de Iguala” que busca a los suyos en los alrededores de fosas comunes también ha denunciado la falta de atención a sus denuncias previas a la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa que hubieran evitado la tragedia más mediática de los últimos años en el país.