COLUMNA COMBATE: No es miedo, es sentido común

La mayoría coinciden en que a ‘Canelo’ le dio miedo cruzarse con GGG
COLUMNA COMBATE: No es miedo, es sentido común
Saúl "Canelo" Álvarez.
Foto: GETTY IMAGES

Sonoro estallido en redes sociales y de manera general en los medios por la decisión de ‘Canelo’ Álvarez de renunciar al título de los medianos del CMB. Hubo, y siguen en todo lo alto, quejas e insultos contra el peleador mexicano por alejarse del kazajo Gennady Golovkin y poner en frío la inminencia de un eventual combate.

La mayoría coinciden en que a ‘Canelo’ le dio miedo cruzarse con GGG. Y yo creo que no. Pienso que por una vez lo racional se impuso a lo emocional. También los boxeadores de ahora son distintos a los de antes.

A “Mantequilla” Nápoles le preguntaron si era bastante macho para retar a Monzón y subió a pelear en una categoría que no era la suya y lo noquearon. A Alexis Arguello se le subió la testosterona y subió de categoria a desafiar a Aron Pryor y le dieron dos palizas lamentables que terminaron con su carrera. Y hay más ejemplos.

Los boxeadores de hoy piensan más porque también ganan más y se juegan muchas más cosas. Están mejor rodeados.

Todo esto nos ayuda a entender porque el entorno de Canelo no le entra a ojos cerrados a la pelea contra Golovkin. La evitan porque es una pelea que pueden perder. Y eso no es cobardía. Golovkin es un mediano y hasta un supermediano y Canelo es un 154 libras marcado. De ahí hacia arriba daría ventajas.

Por eso, salvo que Golovkin baje de peso la pelea no se va a hacer. Y si Golovkin baja de 160 libras entonces no es una pelea de medianos. Así de simple.

Hicieron cuentas, los asesores de Canelo.

¿Qué ganan peleando con el tremendo peleador kazajo?

Nada.

Ni siquiera una bolsa multimillonaria, porque esa velada no tiene asegurado ningún top de ventas.

Dato uno: Canelo junto a Cotto, en un gran matchup, lograron 950 mil llamados y no parece posible que con GGG puedan vender más.

Dato dos: Golovkin ante un buen rival como David Lemieux en el Garden vendió 160 mil.

Está claro que las cuentas no cuadran.

Y si no es por una millonada entonces no tiene sentido correr el riesgo frente a Golovkin.

No es miedo. Es un asunto de sumas y restas.

En treinta años siguiendo de cerca el boxeo sólo una vez vi a un boxeador con miedo en los ojos. Michael Spinks frente a Mike Tyson.

Canelo no tiene miedo lo que pasa es que no es tonto.