Veracruz se convierte en primer estado en quitar inmunidad a gobernador

Con esta reforma, los funcionarios públicos no tendrán fuero y podrán ser juzgados si cometen un delito como cualquier otra persona
Veracruz se convierte en primer estado en quitar inmunidad a gobernador
Javier Duarte, gobernador con licencia de Veracruz.
Foto: Sin Embargo

MÉXICO.– A partir de agosto, cuando los presidentes municipales aprueben por mayoría la reforma que hoy les enviará el congreso local, el gobernador veracruzano, Javier Duarte, y quienes le sucedan en el poder, no tendrán fuero y podrán ser juzgados si cometen un delito como cualquier otra persona.

Veracruz se convirtió en las últimas horas en el primer estado donde el legislativo aprueba por unanimidad dejar sin la inmunidad al mandatario estatal, secretarios de despacho, alcaldes y otros funcionario de organismos públicos aunque lo mantiene para diputados, el fiscal, magistrados y presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Propuestas en Nuevo León y San Luis Potosí siguen este camino.

Duarte, una figura polémica en la entidad donde nunca ha perdido el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se atribuyó la victoria a través de su cuenta de la red social Twitter, donde recordó que la idea de quitar el fuero fue de él justo en un contexto donde ha sido blanco de críticas por las muertes de periodistas y por la impunidad.

Twitt de Javier Duarte, gobernaodr de Veracruz
Tuit de Javier Duarte, gobernador de Veracruz

Legisladores de oposición aplaudieron desde un principio la iniciativa aunque la consideraron una “medida electora” camino a los comicios del 5 de junio. “En el Partido Acción Nacional (PAN) lo pedimos desde hace mucho tiempo, pero ellos la enviaron siempre a la congeladora”, dijo el diputado Carlos Fuentes.

De acuerdo con la justificación del dictamen para la reforma, la eliminación del fuero se debe a que en el contexto actual “no hay justificación” para que un gobernador y otros funcionarios sean llevados al banquillo de los acusados si comete un crimen o falta administrativa.

El fuero data oficialmente de 1917. Se implementó para permitir el desempeño de la función pública en forma eficiente, impidiendo que, debido a vendetas políticas, se instauraran procesos penales en contra de los altos servidores públicos con el fin de hacerles caer en el desprestigio social, mermando así el tiempo que deben dedicar al cargo, pero con el tiempo se convirtió en un símbolo de impunidad.

A nivel federal se ha intentado durante años eliminarlo.

En 2013, las Cámaras de Diputados y Senadores aprobaron que, salvo el Presidente de la República, todos los funcionarios públicos y representantes populares podrán ser sujetos de proceso penal durante el cargo, aunque sin ser privados de su libertad hasta que el Juez dicte sentencia condenatoria en su contra.