Inauguran huerto comunitario en el centro de Los Ángeles

La iniciativa de los jardines comunitarios crece en Los Ángeles con la inauguración de uno de ellos en DTLA
Inauguran huerto comunitario en el centro de Los Ángeles
Los niños tuvieron la oportunidad de crear un jardín comunitario para obtener hortalizas y frutas para su familia.
Foto: Archivo / Jorge Morales / La Opinión

En medio del centro de Los Ángeles hoy abrió sus puertas el primer huerto comunitario que pretende abastecer de vegetales y frutas orgánicas a decenas de vecinos y personas desfavorecidas.

“Queremos que el centro de la ciudad se vuelva más verde, más amable, que la gente se conozca y cultive sus propios alimentos” dijo el concejal de Los Ángeles José Huizar, uno de los promotores de la iniciativa.

El huerto es parte de un proyecto del Consejo de Jardines Comunitarios de Los Ángeles (LACGC, en inglés), que pretende apoyar la construcción y el mantenimiento de unos 40 jardines que abastecerán a los vecinos y las personas de bajos recursos.

“Este huerto también ayudará a las personas sin hogar, queremos donar parte del cultivo a los indigentes que viven en el área”, explicó Arye Lipman, uno de los impulsores y director del Jardín Comunitario de la Calle Spring.

El espíritu comunitario es parte fundamental del proyecto, que en el caso del huerto inaugurado hoy contó con el apoyo de voluntarios para su construcción, además de aportes de la ciudad y del sector privado.

El terreno, cedido por el dueño de los estacionamientos Joe’s Parking, abarca 250 metros cuadrados y consta de 40 lechos elevados fabricados con madera.

Este fin de semana los voluntarios también emprendieron una jornada de limpieza en Hollywood y se impartieron clases de jardinería y cultivo en una huerta cercana a una de las autopistas más congestionadas de la ciudad, como parte de la campaña de LACGC para sensibilizar a las nuevas generaciones sobre el respeto al medio ambiente.

Para Cynthia Rodríguez, una voluntaria de origen mexicano, el jardín ofrece de paso una oportunidad para que los hispanos recuperen su tradicional espacio en el centro de la ciudad, tras verse desplazados por efecto del proceso de gentrificación.

“El precio de las rentas nos están sacando y traer cultivos de chiles y tomates es como regresar el corazón de los fundamentos de la ciudad y de nuestra cultura, que está basada en la comida y los cultivos”, subrayó.