El asombroso y mágico Ichiro está por convertirse en el nuevo rey del hit en el béisbol profesional

Contando su carrera en Japón, el eterno toletero inició el partido del lunes a solo cuatro hits de los 4,256 de Pete Rose
El asombroso y mágico Ichiro está por convertirse en el nuevo rey del hit en el béisbol profesional
Ichiro Suzuki, quien juega para los Marlins en el final de su carrera, está cerca de los 3,000 hits en Ligas Mayores y muy pronto se convertirá en el rey del hit del béisbol profesional.
Foto: Getty Images

Pete Rose es figura histórica en las Grandes Ligas por dos razonas muy grandes y muy distintas: hits y apuestas.

El que fuera ícono de los Rojos de Cincinnati terminó su carrera con la mayor cantidad de imparables que ningún otro jugador haya conectado.

Su récord de 4,256  hits debería tener a Rose en el Salón de la Fama, pero el error que cometió de cruzar apuestas al mismo tiempo de ser manager -y posiblemente también cuando aún era jugador- de Grandes Ligas le costó su destierro del béisbol.

Ahora, Rose también está a punto de perder la marca que lo convirtió en leyenda.

Un impresionante esfuerzo de 25 años jugando pelota tiene al japonés Ichiro Suzuki a un paso de alcanzar la cifra de hits de Rose, pero claro, la marca del jardinero nipón viene acompañada con una importante nota al pie de página: incluye sus años en la pelota japonesa.

El fichaje del siglo

Ichiro inició su carrera con el equipo Orix Blue Wave de Japón, considerada la segunda de mayor calidad en el mundo luego de las Grandes Ligas. En las nueve temporadas que jugó en su país natal (1992 a 2000), Ichiro conectó un total de 1,278 hits. También ganó siete títulos de bateo.

En 2001, el magistral bateador trajo la magia a las Grandes Ligas firmado por los Marineros de Seattle, equipo con el que tuvo años inmensos, empezando por su primero, en el que lideró las Ligas Mayores con 242 hits y fue el Jugador Más Valioso. Aunque nada como 2004 cuando rompió el récord de 257 hits en una campaña de George Sisler establecido en 1920, reescribiéndolo en 262.

Tras 11 temporadas y media con Seattle, Ichiro pasó a los Yankees para dos campañas y media, y ahora se encuentra en su segunda temporada con los Marlins.

Hasta los juegos del domingo 12 de junio de 2016, Ichiro, quien se acerca a los 43 años de edad, suma 2,974 hits en Grandes Ligas, ya muy cerca de la cifra mágia de los 3,000. Si se toman en cuenta los 1,278 hits en Japón, el total de Ichiro es de 4,252, es decir, a cuatro de los 4,256 de Rose.

Más hits que Rose

Independientemente del reconocimiento que se le quiera dar a la carrera de Ichiro en Japón, el logro es inminente y admirable, porque el siempre caballeroso Ichiro será nel nuevo rey del hit en el béisbol profesional, aunque Rose lo seguirá siendo en Grandes Ligas.

“Si vamos a contar hits en cualquier nivel, entonces apúntenme los 327 que tuve cuando jugue en las ligas menores”, dijo Rose en una entrevista que ofreció a USA Today.

Rose, Ichiro y Ty Cobb son los únicos tres de la historia en tener al menos 4,000 imparables como beisbolistas profesionales.

Ichiro no alcanzará a Rose en hits bateados en MLB, primeramente porque ya está en el final de su carrera y porque llegó un poco tarde a Estados Unidos, pero vale la pena apuntar que en sus primeras 13 temporadas en MLB consiguió 2,722 hits, más que Rose (2,658) y que cualquiera.