Obama renueva llamado a control de armas y combate a terrorismo

Mandatario denuncia “extremismo casero” y organizaciones terroristas que promueven la “perversión del islam”
Obama renueva llamado a control de armas y combate a terrorismo
El presidente Barack Obama habla de la masacre en Orlando. EFE

WASHINGTON.- Al denunciar otro acto de “extremismo casero”, el presidente Barack Obama afirmó este lunes que la masacre de 49 personas en un club nocturno en Orlando (Florida) es otra prueba de la urgencia de restringir las armas y continuar la lucha contra organizaciones terroristas “que han pervertido el islam”.

En declaraciones a la prensa tras reunirse con el vicepresidente Joe Biden y su equipo de seguridad nacional, Obama calificó el tiroteo la madrugada del domingo a manos de Omar Mateen, que dejó 49 muertos y 53 heridos, como un “devastador ataque contra todos los estadounidenses”.

Se está tratando esto como una investigación terrorista. Parece que el gatillero se inspiró en distintas informaciones extremistas diseminadas en internet… en esta etapa, no vemos una prueba clara de que él estuvo dirigido externamente” por grupos extremistas o que formaba parte de un mayor complot, dijo Obama.

Lee también: La comunidad de Orlando alza plegaria para que la paz regrese tras el atentado

Aunque según informes de prensa Mateen juró lealtad al grupo extremista islámico “ISIS”, aún se desconocen sus motivaciones para realizar lo que se considera como la peor masacre en la historia moderna de EEUU, gracias en parte a su fácil acceso a las armas.

Mateen, de 29 años, no tenía antecedentes criminales por lo que pudo conseguir sin trabas las armas que usó en el ataque,  incluyendo un rifle de asalto AR15, y una pistola “Glock”.

Según datos preliminares de la investigación en curso, Mateen llamó al servicio de emergencias “911” y juró lealtad a ISIS, además de que hizo referencia a la masacre en la maratón de Boston en 2013.

Lee también: ‘Mami, voy a morir”: último mensaje de una las víctimas del ataque en Orlando

“Desde luego, este es un ejemplo del tipo de extremismo casero que nos ha causado preocupación durante mucho tiempo… también vamos a tener que asegurarnos de que pensemos sobre los riesgos que estamos dispuestos a tomar por ser tan permisivos para que armas muy poderosas sean accesibles a la gente en este país”, advirtió Obama.

Para Obama, no se trata de un debate para escoger entre el control de las armas y el combate a organizaciones como ISIL que generan puntos de vista extremistas, sino de ambas prioridades a la vez.

Tenemos que combatir a estas organizaciones terroristas y golpearlas duro… pero también tenemos que asegurarnos de que no sea fácil que alguien que decide hacer daño que obtengan armas” fácilmente, enfatizó el mandatario, al reiterar sus condolencias con las víctimas.

Es la segunda vez que Obama se pronuncia sobre el tiroteo ocurrido en el popular club nocturno “Pulse”, frecuentado por miembros de la comunidad homosexual en Orlando.

Desde que llegó a la presidencia en 2009, Obama ha tenido que responder a al menos 14 tiroteos masivos y condenar la violencia derivada de las armas, si bien ha sido sujeto a críticas de conservadores de que no ha condenado con suficiente dureza el “extremismo islámico”.

Desde la contienda presidencial, tanto la demócrata Hillary Clinton como el republicano Donald Trump tienen previsto hablar sobre el tiroteo en Orlando, que ha puesto nuevamente en la palestra nacional el asunto de las armas y la seguridad nacional.