LAPD pide reportar actos sospechosos para prevenir crímenes como la masacre de Orlando

Líderes de organizaciones religiosas y comunitarias se unieron hoy en el cuartel general de LAPD para comprometerse a prevenir la violencia y la intolerancia
LAPD pide reportar actos sospechosos para prevenir crímenes como la masacre de Orlando
El jefe de la Policía de Los Ángeles (LAPD), Charles Beck, hizo un llamado a la tolerancia y pidió al público reportar actividades sospechosas.
Foto: Isaías Alvarado / La Opinión

Flanqueado por activistas musulmanes y gays, el jefe de la Policía de Los Ángeles (LAPD), Charles Beck, hizo este martes un llamado a la tolerancia y pidió al público reportar actividades sospechosas.

“Hoy [martes] queremos hablar de una comunidad unidad que no solo se apoya mutuamente, sino denuncia lo que un individuo hizo”, dijo Beck en referencia a la campaña permanente de colaboración que pide a los angelinos reportar a la Policía comportamientos inusuales en sus vecindarios.

El LAPD volvió a pedir a los residentes que agreguen en sus celulares la aplicación iWATCH LA, también disponible en español, que se dedica a recibir reportes de actos terroristas y criminales.

“En muchas situaciones hay alguien en el vecindario que dice: ‘debí haber dicho algo’. No seas esa persona. Denuncia. Ayúdanos a protegerte”, recalcó Beck y mencionó que se reforzará la vigilancia en eventos públicos en esta ciudad.

Líderes de organizaciones musulmanas y LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transgénero) se unieron este martes en el cuartel general del LAPD para comprometerse a trabajar unidos contra la violencia.

“Todos podemos aprender no solo a tolerar, sino a trabajar juntos”, dijo Roger Coggan, del Centro LGBT de Los Ángeles.

Mientras que Salam Al-Marayati, presidente del Concilio de Asuntos Públicos Musulmanes (MPAC), se deslindó del pistolero simpatizante del Estados Islámico (ISIS) que asesinó a 49 personas y dejó heridas a decenas más en un bar gay de Orlando el domingo.

“Tengo un mensaje para ISIS, Al-Qaeda y todo el que promueva esta cultura de muerte: ustedes no me representan, ustedes no representan a 1,500 millones de musulmanes”, expresó.

El jefe Beck también hizo un llamado para promulgar legislaciones más estrictas para las armas, indicando que si el atacante de Orlando hubiera tenido un rifle menos mortífero el saldo sería distinto.