Payet amarra la calificación de Francia en la Euro 2016 con un golazo

Griezmann y el nuevo héroe del West Ham United le evitan el ridículo a los anfitriones, que sufrieron sobremanera para romper el cero impuesto por una gran Albania
Payet amarra la calificación de Francia en la Euro 2016 con un golazo
Dmitry Payet -ahora junto a Griezmann- volvió a darle el triunfo a Francia en la Euro 2016.
Foto: EFE

Un gol de Antoine Griezmann, de cabeza y a la desesperada en el 90, y otro de Dmitry Payet, seis minutos después, le evitaron el ridículo a una selección francesa caótica, que pasó a octavos pero no encontró hasta entonces la forma de desarmar a la meritoria selección albanesa.

Griezmann, señalado por su propio entrenador como uno de los culpables de los apuros pasados en la jornada inicial, compartió banquillo de inicio con Pogba, para convertirse finalmente, de nuevo en héroe, gracias a un centro de Rami desde la banda que cabeceó en el centro del área libre de marca.

Hasta ese minuto de fortuna, el modesto equipo que dirige el italiano Gianni di Biasi, el 42 del mundo, le sacó los colores a la principal favorita al título. Demostró que los dos resultados previos (un empate en 2014 y una victoria el año pasado) no fueron fruto de la casualidad y metió en el diván a una selección que ha llegado a la Eurocopa sin un plan definido.

Sacrificó esta vez Deschamps a Pogba y Griezmann, caídos en desgracia tras el partido ante Rumania, y también cambió el dibujo. Trató de abrir el campo con Kingsley Coman y Antonhy Martial en las bandas y puso como enganche Dmitry Payet, el nuevo ídolo francés.

Pero sin dinámica de juego, ni creación en el centro del campo, Francia fue un equipo demasiado previsible para poner en aprietos al voluntarioso conjunto albanés que hasta el minuto 88 los mantuvo en jaque.

Deschamps ya había regresado a su idea original del comienzo del torneo; entró Griezmann y salió Coman y además complació a la grada mandando a Jean-Pierre Guignac, que ha vuelto a la selección desde la Liga mexicana, quien fue recibido como un héroe, con 13 minutos por delante para arreglar lo que iba camino del desastre.

En el último instante encontró la solución, primero por medio de Griezmann y, en la última jugada con Payet. Goles que evitaron la debacle y dan el pase a octavos, pero que no maquillan la falta de juego del anfitrión.