Ya no es rey de papel: los 10 pasos de LeBron James al primer gran campeonato de su carrera en la NBA

Todo empezó en el verano de 2014 cuando se sentó en una mesa frente al dueño de los Cavs y ambos se ofrecieron disculpas
Ya no es rey de papel: los 10 pasos de LeBron James al primer gran campeonato de su carrera en la NBA
LeBron James se mira en el reflejo del preciado trofeo Larry O'Brien. El retrato de un campeón y el premio a una misión cumplida.
Foto: Getty Images

LeBron James y sus Cavaliers llegaron el lunes por la tarde a Cleveland, una ciudad en estado de locura, tras una breve escala de medianoche en Las Vegas para celebrar el histórico triunfo logrado horas antes en Oakland contra los Warriors de Golden State.

El juego 7 de Finales más visto de la historia con un rating promedio de 18.9 en la cadena ABC, por encima del Lakers-Celtics de 2010, se definió en los últimos dos minutos, en una secuencia que comenzó con LeBron haciendo una bloqueada colosal a Andre Iguodala cuando el juego estaba 89-89, que siguió con Kyrie Irving encestando un triple faltando 53 segundos y con Stephen Curry fallando dos intentos de triple para el 93-89 definitivo.

Estos son los 10 grandes pasos de LeBron James para ganar su tercer título de la NBA, pero en verdad el primero sin objeciones como rey del baloncesto.

1. Disculpas necesarias

LeBron James había abandonado Cleveland con su ridículo show de TV en el que anunció su partida a Miami. Pero en julio de 2014 él y Dan Gilbert, el dueño de los Cavs –quien había publicado una carta abierta en la que hizo pedazos a su exestrella– se disculparon mutuamente para hacer posible su regreso a los Cavaliers.

2. Vino a lo que vino

James regresó a los Cavs para darle a Cleveland y el noreste del estado de Ohio un campeonato que en deportes de ligas mayores no habían tenido desde 1964. En su primera temporada de vuelta, los puso en las Finales de la NBA, pero con sus dos compañeros de equipo más talentosos lesionados, no pudo evitar que Golden State se coronara en seis partidos.

3. Exigió a su guarura

LeBron fue muy claro en que los Cavaliers tenían que firmar al agente libre Tristan Thompson, quien había demostrado su valía como hombre fuerte y tremendo reboteador. Su voz fue escuchada; el canadiense Thompson fue fichado (5 años y $82 millones) y como se vio en estas Finales, el título no hubiera sido posible sin sus contribuciones.

4. Cambió al entrenador

Cuando LeBron regresó, ya estaba como entrenador del club David Blatt. Nunca fue un secreto que no existía el suficiente respeto de la estrella hacia su coach. LeBron impuso su deseo de que Blatt fuera removido no obstante que los Cavs tenían entonces un récord de 30-11, y así es como Tyronn Lue, un exjugador de la NBA y de completa confianza de James, asumió el cargo, con inmejorables resultados.

5. Le sacó jugo a Love

Kevin Love llegó a Cleveland entre mucha fanfarria, pero la verdad es que el delantero de poder no encajaba por su débil vocación defensiva. Toda la temporada, LeBron manejó el vestidor, constantemente hizo que Love quedara en evidencia, y le funcionó, porque cuando los Cavs le llamaron a la cancha, Love dio lo que podía dar. Y sin resentimientos, fue el primero en fundirse en un abrazo con su capitán el domingo.

6. Hizo que ‘pasaran’ cosas

Durante el cuarto partido, cuando los Warriors tomaron la delantera de 3-1 que parecía irreversible, LeBron hizo simplemente “que pasaran cosas”. Tras un forcejeo con Draymond Green, LeBron envió al delantero de Golden State al suelo y éste, enojado, reaccionó con un golpe a la zona de la ingle. La NBA revisó la acción y suspendió a Green para el siguiente partido, apoyada en aquel antecedente de la patada suya a un jugador de Oklahoma City. Cleveland pudo haber ganado el juego 5 incluso con Green en la cancha, pero no tenerlo enfrente ayudó.

7. No cayó en pánico

Era fácil que tras perder el juego 4 en casa, LeBron bajara la guardia un poco. Lejos de eso, conservó un enfoque positivo. “Vayamos a ganar un juego (a Oakland). Tenemos que tomar un vuelo a casa de todas formas, así que bien podríamos venir con una victoria y jugar de nuevo en nuestra cancha”, dijo relajado, y luego respondió en Oakland al anotar 41 puntos, igual que su compañero Kyrie Irving. Esa victoria hizo que Cleveland empezara a soñar.

8. Elevó su juego

LeBron repitió su cuota de 41 puntos en el juego 6 para empatar las Finales y poner la mesa para un juego decisivo. En éste no fueron tantos puntos suyos, pero sí una actuación completa (27 puntos, 11 rebotes, 11 asistencias, 3 tapones, 2 robos), con buenas decisiones, encestes cruciales y determinación total.

9. Se aferró a hacer historia

Esa bloqueada sobre Iguodala el domingo evitó que Golden State tomara la ventaja cuando quedaban menos de dos minutos del juego 7. El mensaje era más claro que nunca: LeBron no se iba a ir de Oakland sin su corona. Él lo explicó como que Dios lo puso en esa situación porque no era algo que no pudiera hacer. Acabó las Finales como el primer jugador de la historia que en una serie de postemporada lidera a ambos equipos en totales de puntos (208), rebotes (79), asistencias (62), bloqueadas (16) y robos (18). Sin palabras.

10. Dejó de ser un ‘rey’ de papel

La manera en que ganó el campeonato, esta vez viniendo desde muy abajo, teniendo que ganárselo a pulso, sin contar necesariamente con el mejor elenco y sin esa molesta presunción que le hizo de tantos detractores toda su carrera, LeBron James lo logró, le dio a Cleveland su primer campeonato de deportes grandes en 52 años y rompió en un llanto real. LeBron es arrogante, pero esta vez fue el hombre, no el nombre, el que se coronó rey del baloncesto.

Grandes remontadas de los deportes

MLB

Los Medias Rojas, que habían perdido los primeros tres juegos contra los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 2004, revivieron con triunfos seguidos de extrainnings y se convirtieron en el primer equipo de la historia de las Grandes Ligas en ganar tras estar abajo 0-3, antes de barrer a San Luis en la Serie Mundial.

NFL

Los Bills de Buffalo se levantaron de 32 puntos de desventaja en la segunda mitad para vencer a los Oilers de Houston en duelo de playoffs en la ronda de comodines de 1993.

NHL

Los Kings de Los Ángeles de 2010 se levantaron de un 0-3 en la serie de primera ronda contra San José y en total ganaron tres juegos 7 como visitantes para llegar a la final por la Copa Stanley, que ganaron a los NY Rangers en cinco partidos.

NBA

Los Cavaliers ganaron tres juegos seguidos para coronarse tras haber estado abajo 1-3 en contra de Golden State, campeón defensor y equipo que había impuesto récord de triunfos en una campaña.