Buddy Ryan, el legendario entrenador de la NFL, fallece a los 82 años

El legendario exentrenador en jefe y coordinador defensivo de la liga, además de padre de Rex y Rob coach y asistente de los Bills de Buffalo dejó de existir en su casa en Kentucky
Buddy Ryan, el legendario entrenador de la NFL, fallece a los 82 años
Descanse en paz Buddy Ryan.
Foto: Getty Images

Buddy Ryan, que se distinguió por su gran capacidad y acierto a la hora de formar defensas muy difíciles de superar y que le permitieron ganar dos títulos de Super Bowl, que además deja a dos hijos que son entrenadores activos dentro de la NFL, falleció en su residencia de un rancho que poseía en Shelbyville, estado de Kentucky.

La información fue ofrecida por su agente James Solano, que no dio a conocer más detalles de las causa del fallecimiento.

El deceso de Buddy Ryan también fue confirmado por los Bills de Buffalo, donde su hijo Rex Ryan es el entrenador en jefe desde la pasada temporada.

“Buddy fue una leyenda en nuestra liga en muchos sentidos”, destacaron los Bills en un comunicado oficial. “Sus defensas eran innovadoras y era un maestro por la forma en que aprovechaba el talento y la garra de sus jugadores. Cambió el juego y muchas de sus filosofías y sus tácticas defensivas son usadas por los equipos de hoy”.

Buddy Ryan fue entrenador de linieros con los Jets de Nueva York en 1968 y coordinó la revolucionaria defensa “46” de los Bears de Chicago de 1985, una de las más fuertes de la historia.

También encabezó el cuerpo técnico de los Eagles de Filadelfia entre 1986 y 1990 y el de los Cardinals de Arizona en 1994-95. Su marca como profesional fue de 55-55-1.

El primer trabajo importante que tuvo Buddy Ryan en la NFL fue como entrenador de linebackers (apoyadores) de los Jets. El equipo tuvo la mejor defensa de la NFL esa temporada.

“Mi padre se sentía muy orgulloso de ese logro“, comentó Rex Ryan cuando hablaba de la trayectoria profesional de su progenitor, y admitió que la etapa con los Jets fue la que lo estableció como técnico de la NFL.

En el 76 llegó contratado como coordinador defensivo de los Vikings de Minnesota y dos años después firmó con los Bears, donde armó una defensa que abrumó a los rivales con su agresividad y lo desconcertante que eran sus acciones, nada previsibles.

Los defensores de Ryan, incluidos el linebacker Mike Singletary y los alas cerradas Dan Hampton y Richard Dent, todos hoy en el Salón de la Fama, llegaban desde cualquier lado del campo y formaban una muralla que frenaba totalmente los avances por tierra. También era muy difícil ganar terreno por aire.

Buddy Ryan tuvo una relación difícil con el jefe del cuerpo técnico Mike Ditka a pesar de que el equipo ganó 15 de 16 partidos y el Super Bowl. Casi llegan al intercambio de golpes el día que sufrieron su única derrota, ante los Dolphins de Miami.

Su desempeño en Chicago le abrió las puertas para dirigir a los Eagles, con los que alcanzó la competición de la fase final tres años seguidos, pero perdió las tres veces y fue despedido.

Luego Buddy Ryan entrenó a los Cardinals entre las temporadas de 1994 y 1996, que fue su último puesto importante dentro de la competición activa de la NFL.

El día en que Ryan goolpeó a Kevin Gilbride

Ryan era coordinador defensivo de los Petroleros de Houston en la temporada de 1993, aquella en la que consiguieron una racha ganadora de 11 juegos seguidos. El coordinador ofensivo era Kevin Gilbride, a quien le tiró un puñetazo lleno de ira cuando éste mandó una jugada de pase en el último minuto de la primera mitad del último juego de la temporada ante los Jets de Nueva York motivando un ‘fumble’, cuando desde su perspectiva sólo debían correr el balón para que el tiempo se agotara.

Así de polémico era Buddy Ryan.

//platform.twitter.com/widgets.js