Pedro Villanueva, el joven latino que murió a manos de agentes encubiertos

El incidente ha generado una gran controversia porque los oficiales conducían un auto que no tenía identificación y tal vez, se especula, el joven creía que se trataba de un robo

Pedro Erick Villanueva, de 19 años, fue baleado a muerte por dos agentes encubiertos de la CHP.
Pedro Erick Villanueva, de 19 años, fue baleado a muerte por dos agentes encubiertos de la CHP.
Foto: Suministrada

Un joven hispano de 19 años de Canoga Park fue herido de muerte mientras que otro muchacho de 18 años recibió una herida de bala en el brazo durante un tiroteo que involucró a un uniformado de la Patrulla de Caminos de California (CHP) cerca del aeropuerto municipal de Fullerton.

Según la sargento de la Policía de Fullerton, Kathryn Hamel, los agentes encubiertos de la CHP condujeron un operativo de combate a las carreras callejeras en el condado de Los Ángeles poco antes de las 11 de la noche el domingo pasado, cuando decidieron seguir una camioneta pickup color rojo que era conducida a 90 millas por hora. Ésta se introdujo hacia una calle sin salida en la avenida Pritchard cerca de la avenida Gregory.

En algún momento, la camioneta dio una vuelta en u y se dirigió directamente hacia el auto del CHP que no llevaba ninguna identificación de una agencia policiaca.

Los oficiales respondieron abriendo fuego.

El conductor de la camioneta quien murió en la escena, fue identificado como Pedro Erick Villanueva. Su acompañante que iba como pasajero resultó herido en el brazo y hospitalizado, pero el lunes fue dado de alta.

A manera de protocolo, la oficina del fiscal del condado de Orange investiga el hecho en el que se vio involucrado un agente de la Patrulla de Caminos.

El incidente no pudo ser filmado porque los uniformados no llevaban cámaras de vídeo en sus uniformes debido al tipo de operación encubierta que realizaban.

Amigos de la víctima cuestionaron en una declaración hecha a Los Angeles Times la decisión de seguir a los jóvenes en un auto sin ninguna identificación o logo policiaco, por lo que ellos pudieron pensar que se trataba de un robo.

El joven fue abatido a tiros cuando condujo una camioneta roja en dirección a los agentes. (Foto: Captura/Twitter)
El joven fue abatido a tiros cuando condujo una camioneta roja en dirección a los agentes. (Foto: Captura/Twitter)

Además, emplearon tácticas como disparar a un auto en movimiento que expertos policiacos consideran peligrosas aún cuando el auto oponente parece acercarse a embestirlos, y las cuales han sido prohibidas en Los Ángeles, Nueva York y otras ciudades grandes de los Estados Unidos. La teoría es que es muy poco probable que las balas detengan al vehículo en movimiento, mas sí ponen en riesgo la vida de los propios agentes y de personas a los alrededores si el conductor es herido y no puede controlar su propio auto.

Se abrió una cuenta en el portal Gofundme para ayudar a la familia Villanueva: https://www.gofundme.com/2cro564

Uno de las donantes describió al muchacho como un joven muy amable que no merecía lo que le pasó. “Lo conozco desde niño, siempre tenía una gran conversación cuando veníamos al restaurante de su familia. La familia Villanueva son todos gente maravillosa, mi corazón me duele por todos ustedes. Yo tengo el corazón destrozado por esta triste situación”, dijo Stephanie López. Otros donantes dijeron que el muchacho siempre tenía una sonrisa en la cara cuando saludaba a los clientes del restaurante de su familia en Chatsworth.

Un trabajador del restaurante de comida mexicana “Villanueva” en Chatsworth de los padres de Pedro Erick no estuvieron disponibles para comentar sobre la tragedia.