Pence tiene peor récord que Trump en temas de inmigración

A diferencia de Trump, Pence tiene un record de sus años en el Congreso, y no es precisamente favorable para la comunidad indocumentada, la reforma migratoria o los hijos de inmigrantes nacidos aquí

Guía de Regalos

Pence tiene peor récord que Trump en temas de inmigración
El gobernador de Indiana Mike Pence tiene un record muy conservador y anti inmigrante, apuntaron grupos comunitarios.
Foto: Getty Images

Grupos pro inmigrantes atacaron con fiereza la selección del gobernador Mike Pence para candidato republicano a la vice presidencia, acusando al candidato Donald Trump de crear una fórmula presidencial cuyo objetivo es “apelar a los estadounidenses nacionalistas blancos” y a los anti inmigrantes.

Estos dos individuos no podrían estar más lejos de lo que los latinos quieren y este país necesita en términos de reforma migratoria”, dijo Martin Garcia, director de campañas para Latino Victory Fund. “Trump comenzó su campaña atacando a los inmigrantes y no ha parado de hacerlo, pero Pence tiene una trayectoria concreta haciéndolo desde que estaba en el congreso”.

Pence fue congresista del distrito 6 para la Cámara de Representantes entre 2001 y 2003 y fue uno de los primeros en afiliarse al movimiento del “Tea Party”, nacido tras la elección del Presidente Barack Obama en 2008.

//platform.twitter.com/widgets.js

Es mejor conocido como uno de los republicanos más conservadores y opuestos a los derechos de los trabajadores y de la comunidad LGBT, también ha tenido numerosas oportunidades de demostrar sus ideas en torno a la legalización, protección y trato a la comunidad inmigrante.

“Mike Pence ha votado en numerosas ocasiones para quitarle sus derechos civiles a los inmigrantes indocumentados, la comunidad LBGT, las mujeres y las comunidades de bajos recursos”, dijo Kika Matos , del Centro de Acción para el Cambio Communitario. “Está claro que ese binomio está creado para atraer a los nacionalistas blancos que quieren andar hacia atrás en el tiempo”.

En cada ocasión que tuvo oportunidad, dijeron grupos pro inmigrantes, Pence dejó de lado a los inmigrantes, buscando castigarlos de diversas maneras.

Una de las medidas más extremas que Pence ha apoyado es un proyecto de ley –que no avanzó en el Congreso- para impedir que los niños nacidos aquí de padres indocumentados reciban la nacionalidad estadounidense. Esta es una postura normalmente vinculada con los extremistas más anti inmigrantes.

El proyecto de ley presentado en 2009 hubiera limitado la ciudadanía a los niños nacidos de al menos un padre ciudadano, inmigrantes legales o no ciudadanos sirviendo en las fuerzas armadas.

//platform.twitter.com/widgets.js

Luego, cuando ya era gobernador de Indiana, puesto al que fue electo en 2012, reiteró que esperaba que el “nuevo Presidente republicano trabaje con el congreso para buscar una solución a este tema que respete la ley y trate el tema de forma correcta”.

En 2006, Pence había impulsado una medida llamada “reportar para deportar” y un programa de trabajadores huéspedes inspirado en un proyecto llamado “Red Card”.

En primera instancia, Pence sugería empujar la llamada “auto deportación” y luego hacer que los migrantes solicitaran visas de trabajador húesped por medio de unas agencias de empleo y de la empresa privada, ni siquiera un programa manjado por el gobierno federal.

Este tipo de programa de trabajadores huéspedes no es popular entre la ultraderecha nacionalista que apoya a Trump, pero tampoco entre los grupos anti inmigrantes, ya que se presta a muchos abusos contra los trabajadores.

Pence también decidió la participación de su estado en la demanda federal junto con Texas y otros 25 estados, que impidió la aplicación de DAPA –DACA Plus anunciada por el Presidente Obama en diciembre de 2014 para dar alivio a millones de inmigrantes indocumentados.

“El gobernador Pence tiene su firma en la visión que Donald Trump tiene de los Estados Unidos”, dijo Lynn Tramonte, de la organización America´s Voice.

La Federación de Trabajadores AFL CIO dijo que, con Pence, Trump hizo “la segunda peor selección de vicepresidente en la historia”, apuntando que este se opone a la sindicalización de trabajadores, al salario mínimo y a los derechos de los trabajadores.

No se menciona quien fue “la primera” peor selección de compañero de fórmula, pero es probable que se refieran a Sarah Palin para acompañar a John McCain en 2008.