La Semana Hispana de Conservación: símbolo de nuestra devoción por la naturaleza

Una encuesta de Latino Decisions de 2015, reveló que el medio ambiente para los hispanos es tan importante como los empleos y la economía
La Semana Hispana de Conservación: símbolo de nuestra devoción por la naturaleza
Vanessa Corona, Diana Reyes y Rogelio Ferrel mostraron su espíritu de compromiso con la naturaleza y el medio ambiente, ayudando a limpiar el rio de Los Ángeles.
Foto: Jorge Macías / Especial para La Opinión

Por Mayte Arce y Michael Brune

Hace tres años, cuando Hispanic Access Foundation lanzó la Semana Hispana de Conservación, solo se celebraron 17 eventos en un puñado de estados. El plan era que la semana se convertiría en un símbolo de la pasión de la comunidad hispana por el disfrute y la protección de los terrenos públicos que a todos nos pertenecen.

La Semana Hispana de Conservación culminó el domingo, y se puede decir que avanza en la dirección correcta. Más de 100 eventos se celebraron en todo el país esta año con el apoyo de casi 70 aliados.

Y este impulso no podría haberse acelerado en un mejor momento.

No es ningún secreto que el rostro de Estados Unidos está cambiando. El Censo predice que la población hispana se va a duplicar para el año 2050 y compondrá casi un tercio del total de habitantes de nuestro país. Encuesta tras encuesta nos dice que hasta un 90% de los votantes hispanos apoya la protección y preservación de áreas naturales para futuras generaciones. Porcentajes similares declaran que las actividades al aire libre —como picnics, acampadas y la pesca— son importantes para ellos.

Sin embargo, y pese a la pasión de los hispanos por la naturaleza y su convencimiento de que proteger los terrenos públicos es una obligación moral, su asistencia a estos lugares deja que desear. Por ejemplo, un estudio del Servicio Nacional de Parques revela que solo uno de cada 10 visitantes a los parques nacionales es hispano.

Esta brecha entre el apoyo y el uso actual de los terrenos públicos magnifica la necesidad de promocionar estas actividades por medio de campañas como la Semana Hispana de Conservación.

Y estos terrenos que a todos nos pertenecen confrontan grandes retos en el Congreso federal, donde algunos representantes los quieren vender al mejor postor y despojar al Presidente de su autoridad para proteger los parques nacionales y monumentos existentes o para crear nuevos. Un proyecto de ley presentado por el Rep. Raúl Labrador (R-ID) permitiría a los estados ignorar leyes y protecciones medioambientales para asumir el control de hasta 4 millones acres de bosques nacionales para la tala indiscriminada de árboles. En virtud de este proyecto, el Bosque Nacional de White River en Colorado —el mas visitado del país— podría quedar totalmente destruido.

Estos ataques está ocurriendo al mismo tiempo que el aumento del desarrollo comercial y energético de estos terrenos, lo cual pone en peligro una larga lista de tesoros históricos y culturales. Por todo el país, muchas de nuestras comunidades tiene muy poco espacio natural, y el cambio climático y la contaminación del aire y agua amenaza el futuro y la salud de nuestras familias.

Esta es una gran preocupación para los hispanos que podría tener un importante impacto en las elecciones de noviembre.

Una encuesta de Latino Decisions de 2015, reveló que el medio ambiente para los hispanos es tan importante como los empleos y la economía. También develó que la limpieza del aire y agua es más importante que la reforma migratoria. De hecho, según dos encuestas previas, los hispanos prefieren políticas y candidatos que promocionen activamente un medio ambiente más limpio y la preservación de los terrenos públicos, y que están más inclinados a votar por candidatos basándose en sus posiciones medioambientales.

Esto se vio corroborado por el análisis de cuatro iniciativas medioambientales presentadas a los votantes en 2014 en Florida, California, Colorado y Nuevo México, ya que las inclinaciones de los votantes hispanos se correspondía a las opiniones reflejadas en dichas encuestas.

Si la Semana Hispana de Conservación sirve como indicativo, el apoyo de los hispanos a los terrenos públicos sigue en aumento y tiene el poder de mejorar Estados Unidos.

Mayte Arce es la Fundadora y Presidenta de Hispanic Access Foundation
Michael Brune es el Director Ejecutivo del Sierra Club