Suspenden a policía que disparó a un terapeuta afroamericano desarmado

Un segundo agente involucrado está sin derecho a paga por hacer una serie de "declaraciones conflictivas", dijeron las autoridades
Suspenden a policía que disparó a un terapeuta afroamericano desarmado
Charles Kinsey estaba desarmado cuando recibió un disparo de la policía en Miami.
Foto: Captura de pantalla / WSVN

El policía de North Miami que le disparó a un hombre afroamericano cuando estaba desarmado, echado en el piso, con las manos en alto y acompañado de un joven autista ha quedado bajo licencia administrativa, informaron hoy las autoridades.

En una comparecencia de líderes municipales y policiales ante la prensa se identificó al agente que disparó como Jonathan Aledda, de 30 años y miembro de las fuerzas especiales SWAT de la citada ciudad.

También se anunció en la rueda de prensa que un segundo agente, Emile Holland, ha quedado bajo licencia administrativa sin derecho a paga por hacer una serie de “declaraciones conflictivas”.

Un grupo de personas se concentró hoy en el vestíbulo de las dependencias policiales de North Miami, ciudad aledaña a Miami, para protestar por lo ocurrido y cuestionar la actuación del agente.

Los hechos, ocurridos este lunes, fueron grabados por un particular y el video, distribuido por el abogado de la víctima, identificada como Charles Kinsey, que es terapeuta y estaba a cargo del joven autista, ha tenido gran repercusión, en un momento en que la violencia policial de tinte racial sacude a Estados Unidos.

La Policía de North Miami ha explicado que recibió una llamada en la que se alertaba de la presencia de un hombre armado con una pistola que amenazaba con suicidarse.

En el video difundido el pasado miércoles se aprecia los momentos previos al disparo del agente, con Kinsey echado en el suelo y con las manos en alto, junto al paciente, mientras habla a los policías y les dice que no usen las armas, pues ellos están desarmados.

El autista aparece sentado a los pies de Kinsey con un camión de juguete en las manos y en un momento le grita al terapeuta que se calle y le llama “idiota”.

El jefe de la Policía de North Miami, Gary C. Eugene, prometió este jueves investigar con “objetividad” y “transparencia” el caso, aunque declinó pronunciarse o dar mayores explicaciones hasta que la investigación haya concluido, como establece la ley.

Según el jefe policial, los agentes que acudieron al lugar donde estaban Kinsey y el joven autista blanco lo hicieron porque habían recibido una llamada a la línea de emergencia en la que se avisó de la presencia de un hombre armado con una pistola que supuestamente tenía intención de suicidarse.

Según el abogado de la víctima, Hilton Napoleon, citado por varios medios locales, Kinsey, después de haber sido tiroteado, le preguntó a los policías por qué lo habían hecho y estos le respondieron que “no sabían”.