No hay reglas claras para el uso policial de robots

Un robot fue usado, por un departamento policial para matar, por primera vez en Dallas en contra del tirador que mató a cinco policías durante una protesta.

Un robot similar fue mostrado en un recorrido ofrecido a La Opinión por el LAPD en el 2014.
Un robot similar fue mostrado en un recorrido ofrecido a La Opinión por el LAPD en el 2014.
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

Los departamentos policiales en California han recibido la mayor cantidad de robots directamente del Ejercito de EE.UU., de acuerdo a registros del Centro de Estudios de Drones.

Más de una docena de departamentos a lo largo del estado ahora poseen más de 200 unidades militares, que a su mayoría son robots.

Aunque las transferencias han estado sucediendo a lo largo de una década, el uso reciente de un robot MARCbot por el Departamento de Policía de Dallas a principios de este mes, para matar a un tirador, ha levantado muchas dudas acerca del uso apropiado de esta tecnología.

Un reporte hecho por KPCC, reveló que los departamentos de policía de las ciudades de Bell Gardens, West Covina y Monterey Park dijieron no tener normas establecidas que dicten el uso correcto de los robots.

Un portavoz del del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles dijo que el uso apropiado es determinado por quien esté en mando a la hora de cualquier incidente. De igual manera, un portavoz del Departamento de Policía de Los Ángeles dijo a KPCC que ellos sí tienen reglas que se apliquen al uso, pero no revelo cuales son.

Las transferencias son parte del Programa 1033 controlado por la Agencia de Defensa Logística de Servicios de Recuperación (DLA en inglés), según la hoja de datos técnicos del Centro de Estudios de Drones. La iniciativa fue creada con el fin de rehusar, transferir, donar o vender material militar sobrante a agencias civiles.

A causa del según desmantelamiento de las guerras en Iraq, el Pentágono decidió transferir un número creciente de materiales originalmente diseñados para el ejercito, lo cual preocupa a muchos analistas.

Ryan Calo, profesor de leyes robóticas en la Universidad de Washington dijo a KPCC que la falta de regulaciones al uso de dicha tecnología es peligrosa.

Yo simplemente no me puedo imaginar como podremos tolerar el uso rutinario de robots armados en nuestra sociedad actual“, dijo Calo, quien comparo el uso a imágenes de robots asesinos mostradas en películas.

Sin embargo, agencias policiales como el Departamento de Policía de West Covina llaman a las unidades “herramientas extremadamente valiosas”.

En realidad es simple. [Los robots] son nuestros ojos adentro de lugares mientras nosotros estemos a a salvo unos cientos de pies lejos del peligro“, dijo el sargento Brian Daniels y también líder de la unidad robótica del departamento.