Salvadoreños temen que Trump les quite el TPS si llega a la presidencia

La retórica antiinmigrante ha incrementado el temor de que ese beneficio migratorio llegue a un final definitivo y deje en el limbo a miles de familias

Salvadoreños temen que Trump les quite el TPS si llega a la presidencia
Salvadoreños esperan en el consulado de Los Angeles para renovar su TPS.
Foto: Archivo / La Opinión

Tres letras representan seguridad para miles de salvadoreños en este país: TPS. Son las siglas de Estatus de Protección Temporal, el programa que les permite trabajar legalmente, evitar la deportación y salir del país con la posibilidad de poder regresar a Estados Unidos.

Pero 15 años después de que se instituyó ese beneficio migratorio por dos terremotos que dejaron una estela de destrucción en aquella nación centroamericana, sus beneficiarios temen que se cancele si el candidato republicano Donald Trump llega a la Casa Blanca.

“Toda la gente cree que lo puede quitar”, dijo Óscar Moreira, quien el lunes acudió al Consulado de El Salvador en Los Ángeles para reinscribirse a dicho programa, un proceso que en esta ocasión vence el 6 de septiembre.

“Si gana Trump nos arruinaría a todos, vendría un problema serio para todos los que estamos con el permiso del TPS”, agregó este centroamericano de 66 años que lo ha renovado en siete ocasiones.

Casi 200,000 salvadoreños en todo el país se volvieron a registrar en el TPS el año pasado. Quienes se reinscriban podrán permanecer bajo su protección por otros 18 meses, del 10 de septiembre de 2016 al 9 de marzo de 2018.

En esta ocasión, no obstante, la retórica antiinmigrante de Trump ha incrementado el temor de que ese beneficio migratorio llegue a un final definitivo y deje en el limbo a miles de centroamericanos.

TPS El Salvador
Casi 200,000 salvadoreños en todo el país se volvieron a registrar en el TPS el año pasado. (Foto: Archivo/La Opinión)

“Es bien difícil porque ese señor es bien racista y no sé qué pasaría si el gana”, dijo Miriam Hércules, de 36 años y quien ha estado amparada por el TPS desde 2004.

Ella agradece que tiene un trabajo bien remunerado y la seguridad de que no será separada de sus tres hijas gracias a dicha iniciativa.

“Si me lo quitan estaría en una situación difícil”, señaló.

Aunque Trump no se ha pronunciado específicamente sobre la eliminación del TPS -concedido a los originarios de más de una decena de países, como Nicaragua, Honduras, Ecuador y Haití-, se opone a otros alivios similares como DACA, que ayuda a los estudiantes indocumentados.

Hay que reinscribirse al TPS

Mercedes López Peña, cónsul de El Salvador en esta metrópoli, pidió a sus connacionales aprovechar el programa mientras siga vigente y no tengan otra opción mejor.

“En general a la población siempre le da temor, incertidumbre, cuando hay un proceso electoral. Lo concreto es que en este momento lo más seguro que se tiene es el TPS”, subrayó la diplomática.

La cada vez más lejana posibilidad de que el Congreso apruebe una reforma migratoria y la creciente duda de que se concreten las acciones ejecutivas conocidas como DAPA y la extensión de DACA, que beneficiarían a cinco millones de indocumentados, convierten al TPS en la protección más sólida hasta ahora para ciertos grupos.

“No suelten lo que tienen hasta que haya otra cosa”, recalcó López Peña.

Ni siquiera los que están en proceso de legalización deben dejar de reinscribirse, recomendó la diplomática. “No corran el riesgo porque uno no sabe qué pueda suceder en el camino y al final le puedan negar la residencia permanente”, señaló.

El Consulado de El Salvador en Los 'Angeles ofrece información gratis sobre el TPS. /Archivo
El Consulado de El Salvador en Los Ángeles ofrece información gratis sobre el TPS. (Foto: Archivo/La Opinión)

El activista Óscar Domínguez aconseja a sus paisanos seguir en este beneficio migratorio, subrayando que sería complicado cancelarlo porque es parte de un convenio que se firmó cuando El Salvador adoptó al dólar como su moneda.

“Es importante que la gente esté enfocada en vivir las cosas reales, trabajar, estudiar, buscar maneras de salir adelante y no caer en la trampa del miedo”, enfatizó el presidente del Corredor Salvadoreño.

Les permiten viajar

La buena noticia es que el Servicio de Ciudadanía y Naturalización (USCIS) permite desde hace unos meses a los inscritos en el TPS viajar a El Salvador considerando su larga estancia en Estados Unidos, un viraje luego de que sólo lo permitía en emergencias, como muertes o enfermedades de familiares.

Autoridades del consulado recomiendan a sus connacionales no abandonar el país si han cometido algún delito serio, como conducir bajo los efectos del alcohol (DUI) o violencia doméstica.

En diciembre, William Ávalos, de 34 años, fue a su tierra gracias al TPS.

Pero duda que regrese a su terruño si Trump gana la presidencia. “Así como él ha hablado sí creo que lo quite”, dice quien llegó a EEUU en el año 2000 con la idea de reencontrarse con sus padres.

Salvadoreños llenan sus solicitudes para reinscribirse al TPS en el consulado de El Salvador. /Archivo
Salvadoreños llenan sus solicitudes para reinscribirse al TPS en el consulado de El Salvador. (Foto: Archivo/La Opinión)

Bajan los solicitantes

Desde su implementación en 2001, el TPS para los salvadoreños ha recibido paulatinamente menos solicitudes de renovación. El año pasado hubo 5,000 trámites menos que en el período anterior.

Esto se atribuye a los retornos a su país de origen, muertes y a los que logran legalizarse.

El consulado salvadoreño cree otra barrera es el costo de renovación de 465 dólares, de los cuales 85 dólares cubren la estadía legal y 380 dólares, el pago para obtener el permiso de trabajo.

Por eso, la cónsul López Peña aconseja que si no se tiene suficiente dinero sólo se pague la cuota por la permanencia en este país, de 85 dólares, y acudir a esa sede diplomática para no pagar por el trámite, que en algunas instituciones varía de 150 a 300 dólares.

“Si no tiene todo el dinero reinscríbase y sólo pague 85 dólares, no corra riesgos”, dijo López Peña.

El TPS se concede a los indocumentados ya radicados en EEUU y que vienen de países afectados por guerras civiles y desastres naturales. La idea es evitar que una deportación masiva perjudique los esfuerzos de reconstrucción de esas naciones.

En el caso de los salvadoreños, se otorga a quienes vinieron antes del 13 de febrero de 2001.
Beneficios del TPS:

  • El inmigrante no será deportado de Estados Unidos
  • Pueden obtener un Documento de Autorización de Empleo (EAD)
  • Pueden obtener una autorización de viaje
  • Una vez se le conceda TPS, la persona no podrá ser detenida por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) debido a su estatus migratorio en Estados Unidos