“No tengo tiempo para dopados”, la hostil acusación de un nadador australiano a uno de China

La delegación de Australia no se disculpa por las acusaciones de dopaje que Mack Horton hizo al chino Sun Yang
“No tengo tiempo para dopados”, la hostil acusación de un nadador australiano a uno de China
El toque de la Final de los 400 libres en la piscina de Río de Janeiro. En la foto se ve a Mack Horton y a Sun Yang.
Foto: EFE

Kitty Chiller, jefa de misión del equipo olímpico australiano, aseguró que no tienen por qué disculparse por las palabras del nadador Mack Horton contra uno de sus grandes rivales, el chino Sun Yang.

Horton señaló, a preguntas de los periodistas sobre un incidente que había ocurrido en la piscina de calentamiento:Me salpicó para decir hola y yo no le hice caso porque no tengo tiempo para dopados”.

Chiller aseguró que todos los deportistas australianos “tienen derecho a expresarse”. “Mack, obviamente, tiene un punto de vista muy claro sobre la necesidad de un deporte limpio. Cada uno de nosotros tiene el derecho a expresar su opinión y su descontento en este sentido. No tenemos ninguna intención de hacer una disculpa“, apuntó la australiana.

Las palabras de Horton se refieren a la inhabilitación de tres meses con la que fue castigado el chino en 2014 tras dar positivo por trimetazidina. El asiático argumentó que se debía a un medicamento por unas palpitaciones y que no sabía que esta substancia figuraba entre las prohibidas.

En la rueda de prensa, tras ganar el oro de los 400 libre por delante de Yang, Horton volvió a hacer referencia al asunto del dopaje pese a que se dieron la mano en el podio en la ceremonia de entrega de medallas.

Preguntado por si todo esto se debía a la rivalidad entre ambos, afirmó con Yang a su lado: “No sé si esto es una rivalidad entre él y yo. Es una rivalidad entre yo y los deportistas que han dado positivo“.