Rams inician nueva era en la NFL con dramática victoria sobre Dallas Cowboys

Triunfo de 28-24 ante Cowboys ilumina la fiesta de los casi 90 mil aficionados presentes en Memorial Coliseum

Más que un juego de pretemporada, el regreso de los Rams a Los Angels fue todo un evento.

La franquicia de la NFL, que hace 22 años abandonó el sur de California para irse a jugar a San Luis, retornó el sábado al Memorial Coliseum con un triunfo de 28-24 sobre los Cowboys de Dallas.

En su primer partido en Los Ángeles en más de dos décadas, los Rams implantaron un récord al recibir a más de 90 mil aficionados en su casa.

Esa cifra representa la más alta para un un juego de pretemporada de la NFL en los Estados Unidos.

“El recibimiento de los aficionados fue algo extraordinario”, dijo el vicepresidente de operaciones de los Rams, Kevin Demof.

Yo crecí en Los Ángeles y nunca creí que vería el día en que los Rams volverían a jugar aquí”, comentó el directivo.

Horas antes de que se diera la patada inicial del partido, la explanada principal del Memorial Coliseum se vio abarrotada de aficionados listos para arrancar una nueva era de su equipo.

A pesar de los 80 dólares que se llegaron a cobrar para ingresar a la zona del estacionamiento, miles de automóviles entraron al estadio desplegando banderas azules adornadas con inmensos cuernos de carnero en color dorado.

El saludo a los Rams tomó otra dimensión cuando una avioneta rentada por un popular grupo de Rock comenzó a volar alrededor del estadio con una manta que decía: “The Red Hot Chili Peppers le dan la bienvenida de regreso a Los Ángeles a los Rams”.

El ambiente, que asemejaba más un partido de Super Bowl que uno de pretemporada, era justificable si se toma en cuenta que los Rams jugaron su ultimo partido en Los Ángeles el 24 de diciembre de1994.

En aquel encuentro, los Rams cayeron 24 -21 antes Redskins de Washington para terminar esa temporada con marca de 4-12.

El sábado, la franquicia dio el primer paso para tratar de volverse a establecer como una potencia en la NFL.

El partido

Lo que parecía ser un desastre se convirtió en una jornada espectacular para los Rams en lo que fue el regreso de la franquicia a Los Ángeles después de 22 años de ausencia.

Los 89,400 aficionados que colmaron el el Memorial Coliseum vieron al equipo angelino superar una desventaja de 17 puntos en el marcador para terminar por ganar 28-24 a los Cowboys de Dallas.

El héroe de los Rams fue su tercer mariscal de campo, Sean Mannion, quien en la segunda mitad del encuentro conectó tres pases de anotación para guiar el triunfo de su equipo.

El amanecer del partido fue terrible para los Rams cuando la patada para iniciar el encuentro fue tomada por el receptor de los Cowboys, Lucky Whitehead, quien recorrió 101 yardas para de esa manera iluminar la pizarra en favor de Dallas.

La anotación, que cayó cundo apenas habían transcurrido 13 segundos del partido, fue el inicio de una larga lucha por parte de la escuadra angelina para ganar el duelo.

Los Cowboys volvieron a pisar las diagonales enemigas cuando Dez Bryant atrapó un pase de 10 yardas de su mariscal de campo, Dak Prescott, cuando quedaban seis minutos de juego en el primer cuarto.

Prescott tuvo una gran tarde manejando los controles ofensivos de Dallas al terminar su actuación con 139 yardas,10 pases completos en 12 intentos y dos touchdowns.

El quarterback titular de los Cowboys, Tony Romo, no vio acción en el juego del sábado.

Los Rams trataron de meterse al partido con lo que fue su primer touchdown en más de dos décadas en Los Ángeles.

La histórica jugada estuvo a cargo del corredor Benny Cunningham, quien cruzó la diagonales con un acarreo de 13 yardas.

Los Rams iniciaron el juego con Case Keenum como su mariscal de campo y después le entregaron el ovoide a Jared Goff, el quarterback egresado de la Universidad de California y que fue la primera selección en el Draft de este año en la NFL.

Goff participó en solo dos series ofensivas y en ellas completó dos envíos en nueve intentos para sumar 39 yardas y un pase interceptado.

Al iniciar la segunda mitad del partido, los Rams se encontraban 24-7 abajo en el marcador y fue entonces que Mannion se dio a la tarea de cincelar una espectacular actuación con tres pases de anotación,147 yardas y 18 pases completos en 25 intentos.