Cómo saber si ante la ley puedes probar que te discriminan en el trabajo

Cómo identificar y comprobar si estás siendo discriminado en el lugar de trabajo
Cómo saber si ante la ley puedes probar que te discriminan en el trabajo
Muchas empresas discriminana a sus trabajadores mayores, a pesar de su experiencia.
Foto: Isaías Alvarado / La Opinión

Los conceptos laborales sobre qué es lo que define a un buen empleado, su lealtad a una empresa, o los beneficios de contar con trabajadores con experiencia, entre otros, han cambiado considerablemente en las últimas décadas.

A diferencia de años atrás, cuando un empleado era valorado por los años invertidos en una compañía y el conocimiento que le daba la experiencia en el empleo, en la actualidad, muchas empresas lo ven como un aspecto negativo y prefieren promover o contratar empleados jóvenes y con menos experiencia para reemplazar a sus trabajadores con más antigüedad.

En California, la Ley de Empleo y Vivienda Justa (FEHA) prohíbe la discriminación basada en edad (mayores de 40 años de edad), color, raza, género, país de origen, o discapacidades físicas, entre otras. Pero sin embargo, la discriminación basada en la edad del empleado ha ido en aumento.

COBERTURA ESPECIAL SOBRE EMPLEO

Signos de discriminación

Si sospechas que eres víctima de discriminación debido a tu edad, estas podrían ser algunas de las señales:

  • Tu empleador o supervisor te abusa verbalmente, te avergüenza frente a otros empleados, o amenaza constantemente con despedirte.
  • Te pasan por alto en promociones, oportunidades de crecimiento profesional o entrenamientos de capacitación.
  • Te bajan de posición
  • No te contratan en un empleo, a pesar de tener las calificaciones buscadas
Algunos empleadores prefieren contratar jóvenes a personas mayores de 40, a pesar de que no tengan experiencia.
Algunos empleadores prefieren contratar jóvenes a personas mayores de 40, a pesar de que no tengan experiencia.

Cómo probarlo

No es simple probar que tu supervisor o empleador te está discriminando, pero es posible.

El primer paso es prestar atención a la diferencia en cómo tratan a otros empleados. Si presientes que estás siendo discriminado, comienza a documentar y recolectar evidencia.

Se considera evidencia directa, por ejemplo, a los comentarios de tu supervisor con respecto a la edad, ya sea dirigidos directamente a tu persona, o dichos al pasar.

Evidencia circunstancial, en cambio, puede ser más difícil de identificar, e incluye por ejemplo, si eres reemplazado en tu función por un empleado más joven con menos experiencia o conocimiento, si te niegan una promoción, a pesar de tener las calificaciones para ella, o si en épocas de layoffs, los empleados más antiguos son los primeros en ser dados de baja, mientras que los más jóvenes conservan sus puestos.

Para presentar una demanda por discriminación en el trabajo, visita:

Comisión de Oportunidades Igualitarias de Empleo de EEUU: https://www.eeoc.gov

Departamento de Empleo y Vivienda Justa en California: http://www.dfeh.ca.gov/

Discriminación en cifras

Según estadísticas de la Comisión de Oportunidades Igualitarias de Empleo de EEUU (EEOC) y reportes de AARP:

  • Desde 1997, las demandas por discriminación basada en la edad han ido en aumento.
  • En 2014, en California se presentaron más de 1,500 reportes de este tipo de discriminación.
  • En 2015, a nivel nacional, el EEOC recibió aproximadamente 21,000 reportes sobre discriminación por la edad. Este tipo de demandas representó el 22.5% del total de reportes.
  • Según estadísticas de la Oficina de Estadísticas Laborales, el 64% de los trabajadores mayores de 55 años de edad dijo haber experimentado discriminación en el trabajo.
  • En promedio, le toma alrededor de un año a una persona mayor de 55 años desempleada conseguir trabajo, mientras que el tiempo para conseguir empleo para alguien menor de 55 es de aproximadamente siete meses.
  • La discriminación es mayor para las mujeres, quienes, después de los 55,  reciben aún menos ofertas de trabajo que los hombres.