Bolt explicó por qué no se fue feliz tras ganar los 200 metros y pidió estar entre Mohamed Ali y Pelé

El jamaiquino celebró su octavo oro en unos Juegos Olímpicos, aunque se marchó molesto por su marca; este viernes busca una nueva dorada en la posta 4x100 metros

Usain Bolt

Usain Bolt se colgó la medalla de oro en los 200 metros planos. Crédito: EFE

Usain Bolt está empecinado en agrandar aún más su leyenda. Y anoche sumó un nuevo título de 200 metros, el segundo en los Juegos Olímpicos Rio 2016 tras el conseguido el domingo en 100 metros.

Este viernes espera la final de 4×100 metros, en la que puede sumar su tercer oro y completar su tercer triplete consecutivo en tres Juegos Olímpicos, tras los obtenidos en Pekín 2008 y Londres 2012.

Aunque, él dice que ya no es el mismo, que sus piernas no responden como antes. Por eso, su bronca de ayer. Había ganado su octava medalla de oro y estaba fastidioso consigo mismo apenas finalizó la carrera. Bolt, el hombre que conoce el show a la perfección, que interpreta lo suyo como un negocio y como un juego, no pudo disimular su enojo por lo que inevitablemente le ocurre a todo ser humano: el paso del tiempo. Hasta al mejor atleta de pista de todos los tiempos, lo atraviesa esa daga. Le duró poco el berrinche. Enseguida, se dio cuenta que estaba en el Estadio Olímpico, que seguía escribiendo la historia y que el público lo adoraba por enésima vez en los Juegos.

Usain Bolt
Usain Bolt se colgó la medalla de oro en los 200 metros planos.

“No estoy feliz con la marca realizada. Mi cuerpo no respondió en la última recta. Me estoy haciendo viejo y mi cuerpo también. Creo que es mi última carrera de 200, pero mi técnico tal vez piense diferente”, afirmó el jamaiquino. Y dijo más tarde: “Yo sabia que iba a ser difícil romper el récord mundial, me di cuenta por mis piernas. Mis piernas me estaban diciendo: ´escucha, no vamos a ir más rápido que esto” Esperaba superar su plusmarca mundial de 19s19/100, logrado por él en 2009, en el Mundial de Berlín. Anoche, registró 19s78/100, e insatisfecho por su tiempo, afirmó que no volverá a correrla. Ante el primer signo de declive, el jamaiquino prefiere hacerse a un lado y no convertirse en un testigo privilegiado de que alguien lo supere. Como quizás lo podría hacer el joven canadiense de 21 años Andre de Grasse.

Pero no dudó en decir que es uno de los más grandes de la historia del deporte. “Ya no necesito probar nada más. ¿Qué más puedo probar? Soy el más grande”, señaló Bolt, parafraseando al ex boxeador Muhammad Ali, fallecido en junio de este año. “Estoy tratando de ser uno de los más grandes (de la historia del deporte). Quiero estar entre Muhammad Ali y Pelé. Espero que tras estos Juegos esté en ese grupo”, aseguró, según consigna AFP.

Espera el relevo

En caso de que Bolt ganara también el relevo 4×100, igualaría al fondista finlandés Paavo Nurmi y al velocista y saltador de longitud estadounidense Carl Lewis como los atletas olímpicos más exitosos de la historia, con nueve oros cada uno.

En la final del relevo 4×100 metros de hoy se adivina una lucha por el oro entre Jamaica, liderada por Usain Bolt, y Estados Unidos, con Justin Gatlin a la cabeza.

Selfies para festejar

#Rio2016EnTyC#Atletismo En pleno festejo por su nuevo #Oro, Bolt se saca él mismo selfies con sus fans de #JAM https://t.co/arctg5F5su

— TyC Sports (@TyCSports) 19 de agosto de 2016

//platform.twitter.com/widgets.js

En esta nota

Atletismo Juegos Olimpicos rio-2016 Usain Bolt

Suscribite al boletín de Deportes

Recibe gratis el boletín de deportes que un verdadero fan no se puede perder

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain