Más de una treintena de muertos por tifones en China

Los fenómenos meteorológicos Malas y Melanti provocaron la evacuación de 618 mil personas este fin de semana

Los dos tifones cobraron la vida de decenas de personas este fin de semana.
Los dos tifones cobraron la vida de decenas de personas este fin de semana.
Foto: EFE

Los tifones Malakas y Meranti, que comenzaron a dejar fuertes lluvias y vientos en China y Taiwán a mediados de la semana pasada y siguen afectando la zona, causaron 31 muertos (dos en la isla taiwanesa) y 15 desaparecidos, informaron hoy las autoridades de ambos territorios.

Desde la llegada de Meranti a China el 14 de septiembre, al que siguió Malakas este fin de semana, las tormentas y vendavales se han sentido en la ciudad de Shanghái y las provincias de Jiangsu, Zhejiang, Fujian y Jiangxi.

En la parte continental, los tifones causaron el derrumbe de 7.300 viviendas, daños en otras 61.000 y la destrucción de 106.000 hectáreas de campos de cultivo, lo que obligó a la evacuación de 618.000 personas.

Las pérdidas económicas de los tifones, dos de los más devastadores que China ha sufrido este año, ascienden a unos 15.480 millones de yuanes (2.320 millones de dólares).

También, zonas del interior de China en las que no han incidido los tifones, han sufrido en los últimos días lluvias torrenciales con resultados catastróficos, caso de la provincia central de Sichuan, donde seis personas perecieron y 10 están en paradero desconocido, informaron hoy autoridades locales.

Esas tormentas afectaron especialmente a la ciudad de Panzhihua, causando en la zona corrimientos de tierra y crecidas que cortaron algunas carreteras y causaron desperfectos en numerosas viviendas, señalaron esas autoridades locales en un comunicado.

Tres personas perecieron al quedar enterradas en lodo sus viviendas, otra fue arrastrada por una crecida y otras dos aplastadas por muros derrumbados por las aguas, detalló el comunicado.

Las tormentas afectaron el suministro eléctrico en algunas zonas, y además se reportó el derrumbe de dos embalses por las lluvias, aunque no se registraron víctimas en esas roturas de diques.