Cuando un ser querido muere, ¿qué trámites se tienen que realizar?

Es importante estar informados y ser previsores sobre testamentos, herencias y reparto de bienes para evitar conflictos y malentendidos
Cuando un ser querido muere, ¿qué trámites se tienen que realizar?
Un poder o un testamento podrá ayudar a cumplir lo que usted quisiera luego de su fallecimiento, designando una persona para que ejecute esas decisiones.
Foto: ARCHIVO

La pérdida de un familiar, compañero o amigo siempre es triste. Por un instante, todo se detiene y nos cuestionamos hasta nuestras más básicas creencias. Sumado a la tristeza, en estos momentos también debemos ocuparnos de trámites relacionados con el fallecimiento, entre ellos, la repartición de bienes y el cumplimiento de sus últimos deseos.

Y si bien todos preferiríamos evitar este tipo de temas, es importante informarse y planear con anticipación, para evitar posibles conflictos o malentendidos. Compartimos una serie de conceptos legales básicos que pueden prepararte para enfrentar este tipo de circunstancias.

Por escrito

Cuando la persona deja un testamento, los beneficiarios mencionados en el documento, ya sean el cónyuge, hijos, amigos, u organizaciones que el difunto haya designado en vida, son quienes reciben sus pertenencias. La persona también puede designar a un tutor o guardián que cuide a sus hijos menores de 18 años, y que también puede ocuparse de las pertenencias del menor, hasta que éste cumpla la mayoría de edad.

Los testamentos no designan a los beneficiarios de planes de jubilación, como el 401 (k), o beneficiarios de seguros de vida. Tampoco pueden decidir sobre bienes compartidos con el cónyuge o compañero doméstico, como vehículos, propiedades, cuentas de banco conjuntas o acciones.

Contrario al mito popular de que, de no existir un testamento, todos los bienes van al estado, en estos casos, el cónyuge o compañero doméstico del difunto es quien recibe parte de sus bienes y los hijos reciben el resto. De no haber hijos, los bienes se distribuyen entre hermanos, sobrinos y otros familiares.

Los testamentos pueden ser documentos redactados por un abogado, pero también son válidos los formularios que se obtienen en www.calbar.gov, o simplemente un documento escrito a mano, firmado y fechado por el dueño de los bienes, ante dos testigos.

Redactar un testamento es muy importante para evitar conflictos (Foto: Archivo/La Opinión)
Redactando un testamento dejaremos claro qué queremos que se haga con nuestros bienes (Foto: Archivo/La Opinión)

El Tío Sam también hereda

Cuando la esposa o esposo hereda los bienes, o si estos son destinados a una organización de caridad, no es necesario pagar impuestos sobre la herencia. Pero sí lo es cuando los bienes son distribuidos entre los hijos o cualquier otro beneficiario.

¿Necesito ir a la corte? 

Cuando la sucesión es menor a los $150,000 dólares, generalmente no es necesario ir a la corte. Para transferir el dinero y bienes a nombre de un beneficiario, basta con realizar un simple proceso. Sin embargo, este proceso no puede aplicarse a propiedades inmobiliarias. En estos casos, el beneficiario debe llenar un formulario de petición de bienes y presentarse ante la corte.

Antes de partir

Es posible tomar ciertas medidas con anticipación que facilitarán el proceso para los posibles herederos y evitarán confusiones y conflictos.

  • Instrucciones en caso de enfermedad. Se recomienda preparar un documento con directrices sobre cómo actuar en casos de enfermedad y qué decisiones tomar, si la persona no está en condiciones de hacerlo, como tratamientos para prolongar la vida, donación de órganos, o preparativos  para el funeral. Este documento permite que la persona designada sea quién tome este tipo de decisiones, de ser necesario.
  • Lista de bienes y de deudas. Este documento incluye información sobre cuentas bancarias, propiedades, cajas de seguridad o acciones. También puede ser útil incluir una lista de las personas a quienes se les debe dinero, la cantidad y cómo contactarlas.
  • En el caso de que exista un abogado o consejero legal o financiero, también es importante dejar su información y contacto a los seres queridos, para que puedan comunicarse con esta persona, antes de contratar a otro profesional.