¿Reto? Preparar a los latinos para sustituir a baby boomers

En nueve años, uno de cada dos nuevos trabajadores será de esta comunidad

¿Reto? Preparar a los latinos para sustituir a baby boomers
El porcentaje de latinos que comienza estudios universitarios ha subido en una década./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Todos aquellos que nacieron entre 1946 y 1964 se han jubilado, se están jubilando o lo harán pronto y ¿quién va a tomar el relevo de esta numerosa generación conocida como los baby boomers? La respuesta fácil es sobre todo los mileniales (nacidos entre 1982 y 2000), pero dento de este grupo de jóvenes, los latinos son una fuerza en sí misma. Aunque actualmente son el 16% del total de los empleados o personas que buscan trabajo, uno de cada dos nuevos trabajadores a partir de 2025 serán latinos.

Este cambio sin precedentes  y transformador no llega fácilmente y hay retos que superar según se pone de manifiesto en el reporte  de la Society for Human Resource Management (SHRM) y el Congressional Hispanic Caucus Institute (CHCI) en una conferencia que tuvo lugar el martes en Washington.

“El mayor de los desafíos que debemos enfrentar es la alarmante brecha de capacitación en la fuerza laboral latina, porque muchos miembros de esta comunidad no están preparados para competir por los trabajos de hoy y mañana”, dijo en un comunicado  Domenika Lynch, presidenta de la CHCI. “Es clave para la fortaleza del futuro del país que se asegure que entrenamos apropiadamente a los latinos con las capacidades que necesitan para competir por los trabajos en el siglo XXI”.

Según este informe muchos empleos pueden quedar vacantes porque los empleadores no tendrán la posibilidad de encontrar a trabajadores con las capacidades para cubrirlos entre otras cosas porque hay una desconexión entre lo que los empleadores necesitan y las habilidades que tienen los mileniales cuando entran en el mercado de trabajo.

En el caso de los latinos se va a necesitar apoyo para que alcancen cada vez metas más altas. Tanto el SHRM como el CHCI, hacen hincapié en el hecho de que la mayor parte de las ocupaciones de mayor crecimiento y mejor compensación requerirán más que el certificado del high school. En concreto se espera que el 65% de los trabajos en apenas cuatro años precisen de una preparación superior a este título.

La buena noticia es que la matriculación de latinos en Universidades está creciendo con fuerza en los últimos años. En 2000, solo el 49% de los graduados en high school iban a la universidad meses después. En octubre de 2012 este número había subido hasta el 70% superando la media nacional del 66%. .

La cuestión es que no solo hay que registrarse y empezar sino también acabar los estudios y eso es algo que, en ocasiones por cuestiones financieras, no ocurre en estos momentos porque muchos latinos dejan los estudios.

El informe de de estos dos grupos destaca que muchos estudiantes de este origen no están bien informado “o están confusos sobre las opciones financieras y solo el 44% de los padres están al tanto de los programas de becas Pell”. El 81% de los padres blancos y el 82% de los negros, saben de estas becas federales.

El 77% de los estudiantes latinos dicen sentirse perdidos cuando buscan ayuda financiera para sus estudios.

¿Qué hacer?

Estos grupos proponen no solo una mayor y mejor información sino que también desde el high school se haga un esfuerzo por conectar con el camino universitario más conveniente y haya más programas de mentorías y de formación que se adapten a las necesidades de los distintos sectores productivos.

Y no es solo por una cuestión puramente demográfica. Las empresas van a necesitar cada vez más diversidad en sus filas y lo que SHRM concluye es que además los mileniales latinos tienden a quedarse más tiempo en las empresas en las que se sienten cómodos lo que reduce la rotación en estas, algo muy caro para las corporaciones.