Presos de cárceles de los condados podrán votar en California

Se trata de detenidos por delitos menores no violentos quienes a partir de 2017 podrán participar en los procesos electorales
Sigue a La Opinión en Facebook
Presos de cárceles de los condados podrán votar en California
Llamadas desde la cárcel.
Foto: Jorge Morales Almada / La Opinión

El gobernador Jerry Brown hizo ley una medida que permitirá que los presos en las cárceles de los condados de California puedan votar. Pero no podrán hacerlo en las elecciones presidenciales de  noviembre sino a partir del año que entra, ya que la nueva norma entra en vigor en enero.

Se trata de la medida AB2466 de la asambleísta de San Diego, Shirley Weber que clarifica que aquellos presos en la tercera categoría del reajuste carcelario, que sirven sentencias en las cárceles de los condados, retienen su derecho al voto.

Son presos condenados por delitos menores no violentos quienes al cumplir su sentencia en una cárcel del condado, son puestos bajo supervisión comunitaria.

Cobertura especial: Elecciones en California

Con la nueva ley se podrían beneficiar hasta 15,000 presos de las cárceles de los condados de California.

Weber dijo que propuso esta ley porque manda un mensaje a la nación de que California no apoya la discriminación del voto.

La asambleísta demócrata de San Diego, Lorena González coautora de la nueva legislación sostuvo que garantizará mayor participación cívica, especialmente en las comunidades de color. En California, tres de cada cuatro hombres en prisión son afroamericanos, latinos o asiáticos.

La directora del Proyecto de Derechos del Votante de la Union Americana de Libertades Civiles (ACLU), Lori Schellenberg dijo que cuando se permite a los internos en una cárcel ejercer su derecho cívico de votar, se reduce la oportunidad de que puedan volver a cometer un delito y hace a las comunidades más seguras.

Pero no todos están de acuerdo. La senadora republicana de Laguna Niguel, Patricia Bates dijo sentirse muy decepcionada de que los presos de las cárceles de los condados puedan votar.

“Es muy decepcionante. Esta ley no es acerca de segundas oportunidades sino de mantener la integridad de las elecciones”, indicó.

Mencionó que esta nueva legislación es mala para la democracia y erosionará la confianza en el gobierno. “Las elecciones muy competidas, especialmente al nivel local, podrían terminar en manos de gente en la cárcel”, indicó.

El gobernador también hizo ley la medida AB 2298 que obliga a avisar a  la gente que va a ser puesta en la base estatal de datos sobre pandillas. Esto siempre y cuando no sean el foco de una investigación. También les garantiza el debido proceso para que se defiendan de ser puestos en ese listado oficial de pandilleros.