Rams misteriosos: fueron superados en yardas en sus pasados tres juegos… y ganaron los tres

La fuerte defensa y su habilidad para recuperar balones es lo que tiene a Los Ángeles como líder sorpresa de toda la NFL
Rams misteriosos: fueron superados en yardas en sus pasados tres juegos… y ganaron los tres
Trumaine Johnson (con el balón), quien juega como esquina, es uno de los jugadores de la defensa de los Rams que se han destacado.
Foto: Getty Images

Después del partido inaugural de temporada que su equipo perdió por 28-0 en San Francisco, el entrenador Jeff Fisher rehusó encender las sirenas de alarma.

“Simplemente pensé que éramos uno de los 15 equipos que ese día perdieron su primer partido del año y que muchos de esos equipos eran muy buenos”, dijo el hombre que conduce a los Rams de Los Ángeles. “El mensaje a mis jugadores fue el de olvidar lo más rápido posible ese juego y pensar en que somos un buen equipo”.

A partir de ese momento, las cosas comenzaron a cambiar para unos Rams (3-1) que para sorpresa de todos los analistas y aficionados son dueños de la cima de la División Oeste de la Conferencia Nacional.

Tras aquella debacle en San Francisco, la escuadra angelina ha encontrado la manera de ganar tres partidos consecutivos.

Contra los Seahawks de Seattle, los Rams salieron con la victoria a pesar de no haber conseguido un touchdown; ante los Buccaneers de Tampa Bay sobrevivieron en un duelo loco de anotaciones, y en su visita del domingo a los Cardinals de Arizona acallaron a uno de los mejores equipos de la NFL.

Pero, ¿cómo lo hicieron, considerando que luego de cuatro juegos los Rams han anotado solo 63 puntos y han recibido 76?

Abajo en yardas, arriba en triunfos

La constante en esta insospechada racha es el gran trabajo que está realizando su defensiva, tercera en la NFL en cuanto a balones recuperados con un total de nueve (5 fumbles y cuatro pases interceptados), entre los líderes de la temporada.

Los números son muy reveladores. En el triunfo contra Seattle, los Rams fueron superados en yardas netas totales 306-283, pero ganaron en balones recuperados 1-0, y sacaron el juego 9-3. Contra Tampa Bay, la desventaja en yardas fue mucho mayor: 472-320, pero en balones entregados acabaron parejos (2-2) y LA ganó el juego 37-32. Y el domingo en el desierto, otra vez fueron superados en yardaje: 420-288, pero el 5-1 en balones recuperados marcó la diferencia (17-13).

“Es muy reconfortante ver las oportunidades que nos está dando nuestra defensiva para ganar juegos. Los robos de balón han sido inmensamente grandes en todos nuestros partidos”, dijo Fisher.

El mariscal de la defensa

Pieza clave de la defensiva es el linebacker Alec Ogletree (36 tacleadas), que siempre parece estar cerca del balón, haciendo sentir su presencia.

La habilidad de Ogletree, nombrado este año capitán defensivo del equipo, para jugar su posición no ha sido valorada del todo en la NFL. De 2013 a la fecha, el linebacker ha forzado 11 balones sueltos, la misma cantidad que J.J. Watt, el jugador de los Texans de Houston que ha sido nombrado tres veces el Defensivo del Año de la NFL.

“Muchas veces me preguntan cómo es que hago eso y mi respuesta es: ‘a veces ni siquiera yo lo sé’”, dijo Ogletree, según el diario Los Angeles Daily News.

“Hay ocasiones en las que no puedo forzar un balón suelto pero sí puedo hacer una tacleada y eso es igual de importante”, explicó.

El factor ‘buena vibra’

Otro factor que ha contribuido a la buena marcha de los Rams es uno que no se ve en el terreno de juego.

“Amamos jugar para el entrenador Fisher”, aseguró Ogletree en referencia a la gran química que existe entre los jugadores y su staff de entrenadores.

Ser líderes de su división es algo que no se ha convertido en motivo de celebración en los Rams, que entienden que todavía hay mucha temporada por delante y que tienen mucho por mejorar.

“¿Los playoffs empiezan la próxima semana?”, fue la respuesta de Fisher cuando se le preguntó el lunes si se siente contento por ser líder de su división. “En realidad, en este negocio, solo puedes pensar en tu próximo partido, solo puedes pensar en seguir mejorando”.