Vídeo muestra a policías intentando atropellar a un sospechoso afroamericano

Los agentes después dispararon fatalmente al hombre, que sufría trastornos mentales
Vídeo muestra a policías intentando atropellar a un sospechoso afroamericano
La familia de la víctima defiende que los agentes cometieron asesinato al disparar contra Mann ya que éste tenía problemas mentales.
Foto: Suministrada

El incidente ocurrió el 11 de julio, cuando un hombre identificado como Joseph Mann fue abatido por policías en Sacramento.

Los vecinos alertaron a la policía de la presencia de un hombre que se comportaba de manera errática en el vecindario de Del Paso Heights armado con un cuchillo y una pistola, y varias patrullas acudieron para intentar localizarlo. Mann, que sufría problemas mentales, huyó de la policía hasta que fue acorralado y abatido tras recibir hasta 14 disparos.

La policía hizo público el 20 de septiembre tres vídeos que se grabaron desde el interior de los autos policiales durante la persecución, junto con los audios de las personas que alertaron al 911. En ellos se ve cómo los agentes comenzaron a seguir lentamente al sospechoso desde varios coches patrulla, exhortándole a que soltara el cuchillo de 4 pulgadas que portaba (no se encontró ninguna pistola) y se echase al suelo. Mann no obedeció a los agentes y consiguió correr alrededor de los vehículos cuando intentaron interceptarlo.

La semana pasada un medio local, el Sacramento Bee, compartió un audio mejorado de la grabación de uno de los vehículos policiales en el que se podía escuchar más claramente lo que decían los agentes. Son estas declaraciones las que han despertado controversia, ya que el policía que conduce anuncia “I’m going to hit him”, “Voy a golpearlo”, a lo que el otro agente responde “OK, hazlo” antes de que el que el auto vire bruscamente hacia Mann, en lo que se ha interpretado como un intento de atropellarlo deliberadamente.

Las imágenes contradicen la declaración inicial del departamento de policía de Sacramento, según el cual los agentes supuestamente recurrieron al uso de la fuerza letal después de que otras tácticas de reducción de la tensión fallaran.

La actuación de los policías, que llegaron a disparar hasta 18 tiros contra Mann una vez se bajaron del vehículo y lo empezaron a perseguir a pie, ha despertado un sonoro debate porque incluso agentes veteranos consideran que no había ni la urgencia ni el riesgo que justificara el uso de fuerza letal para reducir a Mann.

Agentes del orden expertos en el uso de la fuerza han cuestionado la actuación de los policías y están llevando a cabo una investigación para esclarecer las circunstancias que parece mostrar el vídeo.

En las imágenes se ve que Mann no se cruza de cerca con otros viandantes a los que hubiera podido poner en peligro y que los agentes permanecen durante la mayor parte del tiempo en sus vehículos, donde estaban razonablemente seguros.

.mcclatchy-embed{position:relative;padding:40px 0 56.25%;height:0;overflow:hidden;max-width:100%}.mcclatchy-embed iframe{position:absolute;top:0;left:0;width:100%;height:100%}

“No se puede hacer un juicio definitivo porque el conocimiento de la situación requiere más de lo que se ve en el vídeo, pero sin una provocación y urgencia substanciales, decidir emplear la fuerza letal antes de enfrentarse al sospechoso es difícil de defender“, declaró Charles Heal, un agente retirado del sheriff del condado de Los Ángeles.

Otro prominente experto en el uso de la fuerza, el ex-capitán del LAPD Greg Meyer, advirtió de que los comentarios de los agentes admitían varias interpretaciones. No está claro si cuando el policía dice que va a golpear a Mann podría estar refiriéndose a que va a intentar reducirle físicamente, ya que al parecer había abierto su puerta como si fuera a salir del vehículo.

La familia de Mann pide ahora que el Departamento de Justicia de Estados Unidos abra una investigación al Departamento de Policía de Sacramento y ha presentado una demanda por cargos de asesinato contra los dos agentes que lo abatieron.

Mann era un afroamericano de 50 años y aunque había acudido a la universidad y trabajado durante años, empezó a sufrir problemas psicológicos a raíz de la muerte de su madre y por ello quedó desempleado y sin hogar propio. De acuerdo con la denuncia presentada por su familia, Mann estaba sufriendo una crisis mental cuando ocurrieron los hechos y los agentes deberían haber sabido reconocer sus obvios signos de angustia. La autopsia reveló que Mann había consumido metanfetaminas.

Los abogados cuestionan por qué los agentes no pusieron en práctica el protocolo de actuación ante personas con trastornos psicológicos como Mann, por el que se debería intentar “de-escalar” el conflicto, es decir, disminuir la tensión sin recurir a la violencia.

//platform.twitter.com/widgets.js

Otro incidente que tuvo lugar en abril de este año y en el que la policía disparó fatalmente a un indigente ha contribuido a abrir el debate sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas del orden contra las minorías, especialmente en determinados barrios. Dazion Flenaugh, de 40 años, fue detenido tras ser descubierto espiando a través de las puertas y las ventanas de varias casas pero consiguió escapar y hacerse con un cuchillo, tras lo cual recibió hasta seis disparos de los policías que lo persiguieron.

Sacramento había sido reconocida en 2015 como la gran ciudad mejor integrada de Estados Unidos, pero parece que las fuerzas del orden tienen que replantearse el trato que dan a minorías y unirse al debate nacional que cuestiona el uso excesivo de la violencia contra la población afroamericana.

A raíz de estos acontecimientos, el ayuntamiento de Sacramento debatirá el 13 de octubre sobre una nueva política que restrinja el uso de la fuerza letal por parte de los agentes del orden, y se están planteando otras medidas como la obligación de la policía de compartir los vídeos y audios de incidentes similares más rápidamente – los vídeos de la muerte de Mann solo se hicieron públicos dos meses después de los hechos y de que el Sacramento Bee publicara una grabación de un testigo.