Nacionales ponen a los Dodgers en terapia intensiva usando el batazo largo

El pitcher japonés Maeda falló y el taponero Jansen se derrumbó; ahora Los Ángeles juega por su vida
Nacionales ponen a los Dodgers en terapia intensiva usando el batazo largo
El jardinero derecho de los Dodgers, Josh Reddick, no puede atrapar el largo batazo de Ryan Zimmermann en el noveno inning. Los Nacionales anotaron dos carreras en la jugada para sellar el triunfo.
Foto: Getty Images

Los Dodgers enfrentan la realidad de poder quedar eliminados en la Serie Divisional de los playoffs de la Liga Nacional por tercer año consecutivo luego de caer el lunes 8-3 ante los Nacionales de Washington, que tomaron una ventaja de 2-1 en la serie y pusieron al equipo de Los Ángeles con la espalda en contra de la pared.

“Debemos salir a darlo todo, no nos queda otro remedio”, dijo el primera base de los Dodgers, Adrián González, con relación al partido del martes en Dodger Stadium. Si los Dodgers no ganan, su temporada terminará.

El juego se decidió en el noveno inning cuando los Nacionales, que ganaban por una carrera, anotaron cuatro veces contra el cerrador Kenley Jansen. Washington había armado una emboscada de otras cuatro anotaciones en la tercera entrada.

La ofensiva del cuadro visitante maltrató la serpentina del japonés Kenta Maeda, quien admitió cinco hits y cuatro carreras en apenas tres innings de labor. Maeda ya había sobrevivido a una primera entrada en la que llegó a tener la casa llena.

El batazo clave del tercer episodio estuvo a cargo de Anthony Rendón al conectar un cuadrangular productor de dos anotaciones.

“Antes del partido me sentía bien, me sentía confiado, pero las cosas no salieron como todos deseábamos”, dijo Maeda, quien ha perdido sus últimas tres salidas y en las que no ha podido pasar del cuarto inning.

En el noveno episodio, Jayson Werth castigó a Jensen con un palo de vuelta entera que aterrizó en las gradas del jardín izquierdo para poner el juego 5-3. Acto seguido, el relevista regaló dos bases por bolas para que después viniera Ryan Zimmerman con un doblete productor de dos carreras, un batazo pegado a la barda del derecho que el jardinero J.J. Reddick no pudo atrapar.

“No tengo ninguna excusa, ellos fueron mejores esta vez, fueron pacientes y supieron atacar mis lanzamientos”, dijo Jansen.

En el quinto inning, los Dodgers se pusieron en la pelea con un cuadrangular de dos carreras de Carlos Ruiz para poner el marcador 4-3 en un esfuerzo que resultó insuficiente. El jonrón del receptor fue el primero que un bateador emergente de los Dodgers conecta en playoffs desde 2009 y también fue el primer palo de vuelta entera que el panameño dispara en seis meses.

“Hubiera preferido que el equipo ganara”, comentó Ruiz con relación a su batazo.”El jonrón nos metió al partido y parecía que estábamos en camino de poder alcanzarlos, pero no se pudo. Ahora hay que olvidar todo lo negativo y venir preparados con todo para el juego mañana [hoy]”.

En el primer capítulo del juego, los Dodgers se habían ido arriba en la pizarra con un doblete de Corey Seager que remolcó a Justin Turner.

“El doblete de Corey nos hizo sentir bien a todos, nos dio un buen momento, pero Kenta tuvo problemas de control, se comenzó a quedar atrás en la cuenta y Washington lo hizo pagar caro”, explicó el manager Dave Roberts.