¿El exgobernador de Zacatecas robó igual que Duarte?

Miguel Alonso, el exgobernador de Zacatecas, fue denunciado por desvío de fondos públicos
¿El exgobernador de Zacatecas robó igual que Duarte?
Miguel Alonso, exgobernador de Zacatecas.
Foto: @miguelalonsogob

MÉXICO.- El exgobernador de Zacatecas, Miguel Alonso, pasó al banquillo de mandatarios estatales acusados de robar dinero público para enviarlo a sus bolsillos tal como lo hicieron sus contemporáneos políticos Guillermo Padrés, en Sonora (apresado junto con su hijo); el de Durango, Jorge Herrera; el de Chihuahua, César Duarte, y el de Veracruz, Javier Duarte, hoy prófugo de la justicia.

La peculiaridad del caso de Alonso con el veracruzano más buscado del mundo es que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) presuntamente encontró el mismo modus operandi para el desvío de recursos.

El sistema es sencillo: la creación de empresas “fantasma”, o sea, inexistentes en la realidad porque no tienen trabajadores, ni oficinas ni ninguna función más que ser el puente para pasar dinero público a las cuentas de gobernadores.

Alonso “aparentemente vendió facturas de empresas que no tienen activos, personal o capacidad material para prestar los servicios”, detalló María Soledad Luévano, del Partido Morena, excandidata a la alcaldía de Zacatecas, quien interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR).

“Esperamos que investiguen”, dijo.

Las suspicacias de la demandante tienen antecedentes políticos relacionados a la falta de independencia de la PGR debido a que el titular lo designa el presidente (con la aprobación de la mayoría de su partido en el congreso) y lo puede quitar cuando le parezca. En el caso de Javier Duarte, del Partido Revolucionario Institucional, la averiguación no arrancó hasta que una investigación periodística reveló el uso de empresas fantasmas y todavía demoró en integrar la averiguación hasta que el acusado desapareció.

Para el caso de Zacatecas, la PGR tendrá que investigar en términos similares porque se trata del director del Fondo Nacional para el Fomento al Turismo: el cargo que ocupa Miguel Alonso después de que dejó la gubernatura en septiembre pasado.

Según Luévano, de Morena, el desvío de dinero de Alonso es por alrededor de 15.3 millones de dólares y contó con la probable complicidad de su secretarios Mario Rodríguez, y José Ibargüengoitia en un proceder similar al que tendrían los ex secretarios de Duarte, Salvador Manzur Díaz y Tomás Ruiz González, para el desvío de 35 millones de dólares.

Entre las afectaciones que dejan los gobernadores en sus respectivos estados se cuentan deudas públicas, falta de pago a burócratas y proveedores, obras inexistentes y la presencia del crimen organizado.

Este diario buscó para al exgobernador de Zacatecas para una entrevista, pero hasta el momento no ha tenido respuesta.