JCPenney, Sears, Macy’s y Kohl’s afrontan demandas por engañar al consumidor

La Fiscalía de Los Ángeles carga contra las compañías, que no es la primera vez que son denunciadas por las mismas malas prácticas comerciales
JCPenney, Sears, Macy’s y Kohl’s afrontan demandas por engañar al consumidor
Las compañías anunciaban como rebajados productos que jamás habían sido vendidos al supuesto precio original, y así hacían creer al cliente que se llevaba una ganga.
Foto: Archivo/La Opinión

La oficina del fiscal de la ciudad de Los Ángeles ha anunciado que presentará denuncias contra cuatro grandes compañías, JCPenney, Sears, Macy’s y Kohl’s, por haber puesto en práctica tácticas comerciales engañosas.

Las empresas utilizaban una práctica que se conoce “falso precio de referencia“, por la que anuncian como el precio original de un producto una cantidad artificialmente inflada y por la que nunca ha llegado a comercializarse. Luego ofrecen el objeto por lo que parece una ganga, con un descuento del 50% o hasta el 70%, haciendo creer al consumidor que compra rebajado algo por lo que en realidad está pagando el precio recomendado de venta.

La demanda será presentada este jueves en una rueda de prensa con el Fiscal del Distrito, Mike Feuer. Su texto denuncia que esta táctica engañosa “fue una parte importante de las estrategias de marketing globales de las compañías”.

Los consumidores tienen derecho a conocer la verdad sobre el precio que pagan, y a saber si una ganga es realmente una ganga“, declaró Feuer en un comunicado. “Mi oficina trabajará para que los comerciantes rindan cuentas por sus prácticas y para asegurar que los consumidores puedan tomar una decisión informada cuando se gastan el dinero que tanto se han esforzado para conseguir“.

La demanda buscará sanciones civiles por valor de hasta $2,500 por cada violación, además de acciones de cese contra las compañías para prohibirles volver a incurrir en estas prácticas.

De acuerdo a la ley de California, las compañías no pueden anunciar un precio más alto como el original a no ser que el producto se haya vendido realmente por ese costo, y en el período de los tres meses anteriores al establecimiento del nuevo precio rebajado o bien indicando claramente cuándo ese primer costo fue efectivo.

La demanda cita ejemplos de las cuatro compañías: JCPenney, por ejemplo, vendía un traje de baño para embarazadas a través de su portal online que afirmaba costaba originalmente 46 dólares, pero nunca llegó a venderse por esa cantidad. En su lugar siempre se anunció como “rebajado” y se comercializó por $31.99, $21.99 y $14.99, siempre mostrando como referencia el falso precio de $46.

Sears hizo algo similar, anunciando desde el primer día que estuvo a la venta un lavavajillas Kenmore como rebajado de $1,179.99 a $999.99.

También Macy’s utilizó como el precio de referencia de un colgante la cantidad de $120, aunque solo lo comercializó por el aparentemente muy reducido costo de $30; y Kohl’s vendió unos pantalones por $35.99 que en teoría costaban 60 dólares pero nunca fueron ofrecidos a este precio.

Pero no es la primera que estas cuatro compañías se enfrentan a una demanda precisamente por esta táctica: en 2015 se presentaron demandas grupales contra JCPenney y Kohl’s por las mismas malas prácticas, y finalmente JCPenney hubo de pagar $50 millones en efectivo y créditos para sus tiendas a los demandantes mientras que Kohl’s desembolsó $6.15 millones.

Macy’s también fue objeto de una denuncia grupal este año junto con Bloomingdale’s, acusada de poner en práctica un “ardid de rebajas fantasma” y “pretender ofrecer grandes reducciones de un supuesto precio original o de comparación falso, arbitrario y fabricado”.