Una conversación sobre el futuro de la energía en California

Contenido patrocinado por PG&E
Una conversación sobre el futuro de la energía en California
Foto: iStock / PG&E
POR GEISHA WILLIAMS, presidenta de Operaciones Eléctricas de Pacific Gas and Electric Company

¿Cómo construimos una mejor California – con energía segura, limpia, confiable y asequible?

Lo hacemos juntos.

Eso es exactamente lo que sucedió con el anuncio histórico de que PG&E, el proveedor de electricidad más grande del estado, estaba trabajando con organizaciones medioambientales y laborales para abordar el cambiante panorama energético de California. Encontramos una manera de lograr algo que pocos pensaron que fuera posible. Y lo hicimos conjuntamente.

Presentada en junio, la propuesta conjunta reemplazaría la energía producida por dos reactores nucleares en la Central Eléctrica de Diablo Canyon con una cartera limpia y rentable de energías renovables, eficiencia energética y almacenamiento.

El periodo de transición de ocho a nueve años proporcionará el tiempo para un cierre organizado– sin recurrir a los combustibles fósiles para utilizar el exceso y provocar un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero –como ha ocurrido en otros lugares.

El acuerdo refleja la realidad de la producción solar y eólica que desempeñará, cada vez en mayor medida, un papel importante en el futuro energético de California y la producción completa de Diablo Canyon dejará de ser necesaria.

En el acuerdo histórico se encuentran incluidos PG&E, Friends of the Earth, Natural Resources Defence Council, Enviroment California, Alliance for Nuclear Responsibility, International Brotherhood of Electrical Workers 1245 y la Coalition of California Utility Employees.

El acuerdo también incluye el compromiso de PG&E con un objetivo de energía renovable del 55 por ciento en 2031, un pacto voluntario sin precedentes, hecho por una importante empresade energía estadounidense.

pge55

El acuerdo refleja la realidad de la producción solar y eólica que desempeñará, cada vez en mayor medida, un papel importante en el futuro energético de California y la producción completa de Diablo Canyon dejará de ser necesaria.

También comprendemos que Diablo Canyon ha desempeñado un inmenso papelen la economía regional de la Costa Central. Como apoyo a su mano de obra altamente calificada y asus comunidades, —así como continuar con el registro ininterrumpido de unservicio inteligente y confiable de la planta durante sus años de funcionamiento restantes — PG&E proporcionará incentivos para conservar a los empleados, junto a un programa de reentrenamiento y desarrollo para facilitar la reorganización de una parte del personal del proyecto de desactivaciónde la planta hacia otros puestos de trabajo dentro de la empresa.

Además, la propuesta incluye los pagos hechos por PG&E al Condado de San Luis Obispo, destinados a compensar la disminución de impuestos a la propiedad, debido a la pérdida de la planta.

Diablo Canyon ha sido un activo valioso para PG&E y para California. Cuando sus licencias para funcionar expiren al finalizar su periodo de 40 años, la planta habrá producido energía asequible y libre de GEI, en un momento en el que las fuentes renovables no estaban disponibles o tenían un precio exorbitante. Esto nos llevó a través de los tiempos, cuando la electricidad generada por el carbón aún se utilizaba y los precios del gas natural se dispararon.

Pero los tiempos han cambiado, y en virtud de las políticas energéticas de California, la planta no es necesaria más allá de su período activo original autorizado. Reconocemos que en la lucha contra el cambio climático, la colaboración es la clave del éxito. Necesitaremos trabajar conjuntamente – y hacerlo a gran escala–.

Es por eso que nos sentimos muy orgullosos dela propuesta conjunta. El acuerdo que hemos creado refleja un nuevo compromiso de los principales interesados en California para trabajar en colaboración con la finalidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y modernizar la red eléctrica del estado.

Y es también otra muestra de que cuando en PG&E decimos que juntos estamos construyendo una mejor California, eso es exactamente lo que estamos haciendo.

Para leer más secciones, visite pge.com/energyfuture

Reemplazando la energía nuclear
Como parte del acuerdo histórico para cerrar la Central Eléctrica de Diablo Canyon, la energía nuclear será reemplazada con una cartera rentable de energías renovables, eficiencia energética y almacenamiento.