Los nombres de las estaciones de Metro podrían cambiar

Junta directiva aprueba vender los derechos a compañías patrocinadoras
Los nombres de las estaciones de Metro podrían cambiar
El cambio de nombre respetará la ubicación geográfica de cada estación.
Foto: Getty Images

La Autoridad Metropolitana de Tránsito (Metro) ya puede ahora vender los derechos del nombre de sus estaciones y líneas debido a una nueva política publicitaria, la cual fue aprobada hace poco por la junta directiva de Metro.

La agencia puede ahora buscar compañías de marketing para poder contactar posibles patrocinadores.

El nuevo programa corporativo para otorgar nuevos nombres se lleva a cabo luego de que Metro recibiera, en varias oportunidades, requerimientos para renombrar sus estaciones. “En esos momentos no había ninguna política o interés en hacerlo”, dijo la vocera de Metro, Kim Upton.

Sin embargo, Metro notó que otras agencias del país sí han tenido éxito con programas similares, que pueden además proveer millones de dólares que ayuden a recaudar fondos para nuevos proyectos.

“Es como comer… tienes que comer para sobrevivir”, dijo Upton a KPCC. “El transporte es una parte crucial de cualquier área urbana y hay una constante necesidad de fondos para seguir funcionando”.

Pero no todos en la Junta de Metro estuvieron “hambrientos” por ese tipo de comida. El concejal de Los Ángeles y miembro de la Junta de Metro, Mike Bonin, votó en contra de esta política.

El funcionario dio a conocer su preocupación por la posibilidad de corporatizar los nombres de las estaciones de Metro. “Cambiar el nombre de una estación de tránsito como la parada Expo/Bundy sería algo así como ¿la parada Burger King?”, cuestionó Bonin.

Ante esto, Updton dijo que esto no pasaría. “No vamos a colocar cualquier nombre en la estación por cierta cantidad de dinero. Lo principal en la estación es su ubicación geográfica. Es importante que nuestros usuarios entiendan dónde están y hacia dónde van. Eso es lo primero”.

Habrá restricciones

Metro no venderá derechos para renombrar estaciones a compañías que se enfoquen en la venta de alcohol, tabaco, entretenimiento para adultos, armas, partidos políticos o grupos religiosos.

Entre los ejemplos a nivel nacional que muestran cómo esta idea puede funcionar está la estación Atlantic Avenue-Barclays Center en Nueva York, “que contiene la ubicación geográfica y el nombre de la compañía [una arena deportiva en Brooklyn]”, dijo
Upton.