Estudiantes del Orange Coast College se manifiestan a favor de profesora que criticó a Trump

Se grabó un video a escondidas en el que la docente criticaba a Trump
Estudiantes del Orange Coast College se manifiestan a favor de profesora que criticó a Trump
El vídeo dividió a los estudiantes del Orange Coast College entre quienes defendían la libertad de expresión de la docente y quienes creían que sus declaraciones estaban fuera de lugar.
Foto: ‏@Cinthia20314254/Twitter

Más de 200 estudiantes se reunieron el lunes en el campus de Costa Mesa del Orange Coast College (OCC) para defender a una profesora que fue grabada ilegítimamente por un estudiante no identificado cuando criticaba duramente al presidente electo Donald Trump.

Olga Cox, profesora de estudios sexuales en la institución, expresó su opinión contraria a Trump ante sus alumnos durante una clase el pasado 15 de noviembre, refiriéndose al resultado de las elecciones como “un acto terrorista” que había dividido a la nación y al propio magnate como un supremacista blanco.

Uno de los asistentes la grabó con su teléfono móvil a escondidas y después entregó el vídeo a la asociación de jóvenes republicanos del OCC, que lo compartió en redes. El tema se viralizó y desde entonces Cox ha recibido todo tipo de amenazas.

Según reportó O.C. Register, tanto el centro como la unión que representa a Cox y la propia profesora han recibido emails amenazadores. Cox también sufrió llamadas a su número personal e incluso fue amenazada de muerte, hasta el punto de que ha tenido que abandonar el estado y un sustituto impartirá el resto de sus clases del semestre.

El caso ha dividido a los estudiantes, algunos de los cuales defienden el derecho a la libre expresión de la profesora y consideran que el vídeo saca de contexto unas declaraciones con las que Cox pretendía mostrar su apoyo a los estudiantes más vulnerables, como los inmigrantes o los miembros del colectivo LGBT, ante el discurso discriminatorio de Trump.

Otros, sin embargo, consideran que se excede y crea un clima “inseguro” para los alumnos partidarios del republicano, o que el discurso está fuera de lugar en el aula.

Al mismo tiempo que tuvo lugar la manifestación de los estudiantes, docentes y otros simpatizantes a favor de Cox, otro grupo más pequeño encabezado por el grupo de jóvenes republicanos del campus protestó justo enfrente en contra de la profesora

La unión que representa a Cox, Coast Federation of Teachers, AFT Local 1911, ha señalado que a lo largo de su larga carrera de más de 30 años en la institución ha impartido clase a unos 30,000 estudiantes y nunca antes ha recibido una queja.

Recientemente compartieron una carta en la que la defendían y el presidente del sindicato, Rob Schneiderman, lamentó que el estudiante prefiriera tomar un vídeo antes que hablar abiertamente con Cox y el resto de la clase.

Un vídeo por el que el alumno podría enfrentarse a acciones punitivas, ya que viola la política del Distrito del Coast Community College. Además, las directrices de la clase de Cox prohíben explícitamente realizar ninguna grabación, para proteger la intimidad de los alumnos ya que en sus clases se debaten temas sensibles.

De momento las autoridades del centro han indicado que están llevando a cabo una investigación y que no saben si sancionarán al estudiante o a Cox. El presidente del Orange Coast College Dennis Harkins indicó que hasta que no dispongan de toda la información no pueden determinar ninguna acción disciplinaria y que están revisando si los comentarios de Cox eran pertinentes al contenido de la clase.

Los responsables del Orange Coast College también han publicado este martes una declaración conjunta con el sindicato de la Coast Federation of Teachers en la que defienden “la libertad de expresión tanto de los estudiantes como de los profesores” así como el derecho de sus profesores a “expresar posturas que cuestionen las opiniones, ideologías y visión global de los estudiantes”, aunque no respaldan la violación del código de conducta del OCC o el educativo de California. Asimismo, lamentan “la oleada de ataques amenazantes e incivilizados” que ha generado este incidente.