Nueva pérdida de gas preocupa a residentes de Porter Ranch

Nueva pérdida de gas preocupa a residentes de Porter Ranch
La fuga de Aliso Canyon liberó más de 100,000 toneladas de metano en la atmósfera entre octubre de 2015 y febrero de 2016.
Foto: Archivo / SoCal Gas

Una nueva pérdida de metano, cerca del pozo de gas que fuese reparado a comienzos de año, preocupa a los residentes de Porter Ranch.

En un reporte de la Oficina de servicios de emergencias de California, la Compañía de gas del sur de California informó que había detectado una pequeña e intermitente pérdida de metano, en el pozo SS-25 de Aliso Canyon.

El sábado pasado, alrededor de las 7:45 a.m., cámaras infrarrojas detectaron la pérdida de metano. Hasta el momento, no se han detectado nuevas fugas de gas, pero la compañía de gas indicó que continuará monitoreando la situación.

Según el reporte, podría tratarse de una continuación de la pérdida ocurrida entre octubre de 2015 y febrero de 2016, y ser resultado de las intensas lluvias de los últimos días. La compañía informó que, por el momento, la fuga de gas no presentaba un peligro para los residentes, o para el medio ambiente.

En octubre de 2015, una fuga de alrededor de 109,000 toneladas métricas de metano, afectó a más de 7,000 residentes de Porter Ranch, que tuvieron que dejar temporariamente sus hogares. La fuga de gas también causó la reubicación temporaria de dos escuelas locales.

La pérdida de gas de Aliso Canyon, considerada como la mayor fuga ocurrida en la historia de los EEUU, fue reparada en febrero de este año. A raíz de dicha pérdida, numerosos residentes presentaron demandas en contra de la compañía. También se implementaron nuevas regulaciones, para evitar que en el futuro se repitan situaciones similares.