Un ecuatoriano brilla en las ligas mayores del supercross

Martín Dávalos, de Quito, ha labrado una muy buena carrera en la categoría 250SX
Un ecuatoriano brilla en las ligas mayores del supercross
Martín Dávalos.
Foto: Twitter / @Mdavalos30

Ecuador le ha dado al mundo de los deportes destacados futbolistas como Alex Aguinaga y “Chucho” Benítez, y por supuesto al gran Jefferson Pérez, uno de los mejores marchistas de la historia.

De manera un tanto silenciosa, otro ecuatoriano se ha destacado en un deporte donde los latinoamericanos rara vez figuran: el motoclismo. 

Martín Dávalos (Quito, enero 15 de 1987) ha labrado una muy buena carrera en la categoría 250SX y este sábado abrirá una nueva temporada de las “ligas mayores “del supercross.

“Es un privilegio estar aquí en los Estados Unidos siendo un piloto ecuatoriano que está tratando simplemente de vivir su sueño de llegar a ser alguien en el deporte al nivel más alto”, dice Dávalos.

La temporada 2017 de la Monster Energy Supercross tiene su banderazo de salida en el estadio de los Angels en Anaheim, donde la adrenalina correrá velozmente, igual que las coloridas motos.

Dávalos, en su tercer año con el equipo Rockstar Energy Husqvarna Factory,  tuvo un muy buen 2016 en el que acabó como cuarto lugar con 141 puntos. Y de hecho, lideraba el serial cuando un problema familiar le impidió seguir aspirando a la corona.

Para este año, él viene con la misma humildad y entusiasmo que ha caracterizado su paso por las pistas de tierra.

Dávalos cita la perseverancia y la ayuda de su familia como razones de su longevidad en un deporte como el supercross, con alrededor de una década en el serial, uno de los pilotos más veteranos.

Pero en realidad ha sido un largo camino para este ecuatoriano de las pistas. Llegó a Estados Unidos a los 16 años de edad sin experiencia competitiva.

“Yo lo que recuerdo es que era un niño muy tímido, no me gustaba mucho hablar, mi inglés no era excelente”, dice sobre sus primeros días en el país. “Tuve suerte de haber conocido a gente que me ha guiado y ayudado a tomar los pasos necesarios y ponerme en un buen camino”.

Mucho sacrificio

Martín primero incursionó en el motociclismo amateur y su aprendizaje le fue acercando a oportunidades profesionales en Estados Unidos.

“Es un trabajo muy duro, mucha gente no se da cuenta lo que hacemos. El deporte es muy exigente física y mentalmente”, explica el residente de Clermont, Florida. “La preparación que uno tiene que tomar es muy en serio, la dieta, la preparación de la moto, entonces sí es un deporte que demanda mucho”.

A la pregunta de si en su deporte vale más la valentía o la experiencia, él templa: “Es un poco de todo, pero la tranquilidad es importante, es muy mental”.

Aunque ha sufrido lesiones fuertes, que no son cosa rara en el supercross, Dávalod revela que lo más duro ha sido la recuperación mental, “volver a ser la misma persona luego de los traumas que uno está pasando”.

Pero el hombre con la motocicleta número 30 confiesa sentirse afortunado y bendecido: “Ha valido la pena, estoy muy orgulloso de todo el esfuerzo, las lágrimas, las sonrisas…”.

Dávalos no es de fijarse como objetivo ganar el campeonato, no obstante ser uno de los candidatos al cetro de 2017. Él lo pone en estos términos: “Estoy viviendo el momento, quiero dar todo de mí hasta que ya no pueda más… Yo creo que sí (puedo ganar), con un poco de suerte y llevar el título a Latinoamérica”.

De cara a cuatro meses intensos en los que se estará midiendo a los mejores de Norteamérica, Martín Dávalos se siente listo, muy bien preparado y súper emocionado. También dedica un mensaje para sus compatriotas en Estados Unidos.

“Que sigan adelante con sus sueños, no importa en lo que sea, en cualquier deporte, en cualquier cosa de la vida, uno pone el corazón y el esfuerzo y con un poco de suerte las cosas se pueden dar”.