Trump y Peña Nieto acuerdan continuar diálogo para limar asperezas

Ambos mandatarios “acordaron en este momento no hablar públicamente” sobre el muro fronterizo
Trump y Peña Nieto acuerdan continuar diálogo para limar asperezas
La polémica visita a México.
Foto: Getty Images

WASHINGTON.– El presidente Donald Trump afirmó este viernes que sostuvo una conversación “muy buena” con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, para limar asperezas, aunque omitió mención alguna del muro fronterizo y su exigencia de cobrárselo a México.

Trump sostuvo hoy, en su séptimo día en el poder, su primera rueda de prensa conjunta, en esta ocasión con la primera ministra británica, Theresa May.

“Tuvimos una muy buena llamada… tengo gran respeto para México; amo al pueblo mexicano, he trabajado con gente mexicana todo el tiempo”, afirmó Trump, al tomar un par de preguntas en el Salón Este de la Casa Blanca.

“Nos han hecho vernos como unos tontos”, se quejó Trump, al reiterar que México ha sacado mejor partido del intercambio comercial –EEUU tiene “un déficit comercial de $60,000 millones”, dijo-, “golpeándonos duro a través de nuestros líderes anteriores.

“EEUU no puede seguir perdiendo vastas cantidades de negocios, vastas cantidades de empresas y millones y millones de personas que pierden sus empleos”, enfatizó Trump.

De esta forma, Trump defendió su orden ejecutiva para iniciar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), suscrito entre EEUU, México y Canadá y puesto en marcha en 1994.

La llamada telefónica, de casi una hora y arreglada por ambos gobiernos, se realizó un día después que ambos mandatarios anunciaran la cancelación de su encuentro bilateral, previsto para el próximo viernes.

Una llamada, dos versiones

En un “comunicado conjunto” sobre las relaciones bilaterales, la Casa Blanca dijo que la llamada telefónica fue “productiva y constructiva” y abarcó temas como el déficit comercial, el combate al narcotráfico y el contrabando de armas.

“Respecto al pago del muro fronterizo, ambos presidentes reconocieron sus diferencias claras y muy públicas sobre este asunto, pero han acordado trabajar para superar estas diferencias, como parte de una discusión integral sobre todos los aspectos de la relación bilateral”, precisó el documento de la Casa Blanca.

Trump y Peña Nieto, además, instruyeron a sus respectivos equipos a que “continúen el diálogo para fortalecer esta importante relación estratégica y económica de forma constructiva”, puntualizó el documento.

Pero el gobierno de Los Pinos sacó su propia versión en la que dijo que ambos mandatarios “acordaron en este momento no hablar públicamente” sobre el muro fronterizo, si bien reconocieron que mantienen profundas diferencias sobre el tema.

Su propuesta de ayer de fijar un impuesto del 20% a las importaciones mexicanas para financiar su prometido muro fronterizo –y después a otros países con los que EEUU mantiene un déficit comercial, escaló las tensiones entre ambos países.

La Casa Blanca tuvo que dar marcha atrás y aclarar que sólo se trata de una idea, de entre las varias opciones que sopesa la Administración Trump.

Esta madrugada, Trump había vuelto a la carga en Twitter, antes de llamada telefónica, insistiendo en que México “ha sacado ventaja de EEUU durante largo y suficiente tiempo”  y que su gobierno pondrá fin al masivo déficit comercial y “poca ayuda” para la vigilancia en la “débil” frontera común.

La Casa Blanca no ha dicho cuándo podría programarse el encuentro suspendido por ambos.