Corte de apelaciones revierte reducción de sentencia a hombre que abusó de infante

Inicialmente, un juez de Santa Ana consideró que el culpable en realidad no había actuado con "mala intención" tras sodomizar a su media hermana de solo 3 años de edad

Kevin Jonas Rojano-Nieto, de 20 años, fue condenado por abusar sexualmente de su media hermana de 3 años.
Kevin Jonas Rojano-Nieto, de 20 años, fue condenado por abusar sexualmente de su media hermana de 3 años.
Foto: Cortesía/Fiscalía de Orange

La Corte de Apelaciones del Cuarto Distrito revirtió una sentencia de 10 años que un juez anterior emitió para un latino que abusó y sodomizó a una infante, y le ordenó a ese juez imponer el castigo máximo de 25 años en prisión, a de por vida, para el acusado.

En diciembre de 2014, un jurado encontró culpable a Kevin Jonas Rojano-Nieto, de 21 años, de un cargo de sexo o sodomía con un niño menor de 10 años y un cargo de actos lascivos con un menor de 14 años.

Rojano-Nieto también deberá registrarse como agresor sexual de por vida.

Ahora el caso vuelve a un juez que determinará su sentencia.

Tony Rackauckas, fiscal del condado de Orange, indicó en un comunicado que este dictamen supone un “un buen día para los niños víctimas de brutales ataques sexuales“.

“La Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Orange aplaude la decisión de la Corte de Apelaciones del Cuarto Distrito, que reconoce que el castigo dictado por la Legislatura de 25 años a de por vida por cometer sodomía con un menor es una sentencia constitucionalmente válida diseñada para proteger a las víctimas más vulnerables de nuestra comunidad”, indicó en un comunicado el fiscal Rackauckas, que llevó el caso a la Corte de Apelaciones luego de las críticas y protestas suscitadas tras la reducción de sentencia.

Polémica decisión

El problema judicial comenzó luego que el juez M. Marc Kelly le dio una sentencia de 10 años en prisión —y no 25, como estipula la ley- un hombre de 20 años, luego de considerar que el culpable en realidad no había actuado con “mala intención” tras sodomizar a su media hermana de solo 3 años de edad.

Rojano-Nieto inicialmente había sido sentenciado a 25 años en prisión, a cadena perpetua, el 3 de diciembre del 2014, bajo los cargos de actos sexuales con un niño menor de 10 años y actos lascivos con un menor de 14.

Sin embargo, a inicios de abril de 2015, el juez retractó la sentencia y la redujo por 15 años, alegando que en el caso de Rojano Nieto la acción no fue intencional ya que el acusado se detuvo casi inmediatamente y se dio cuenta de su actitud errónea. Asimismo, mencionó ante el tribunal que el detenido mostraba estar arrepentido de sus acciones.

De acuerdo a la Fiscalía, Rojano-Nieto se encontraba en el garaje de su casa el 4 junio de 2014 cuando vio a la niña de tres años rondando por el área. Se excitó sexualmente al verla, le bajó los pantalones y la agredió sexualmente. Luego hizo que ella le tocara su pene.

La madre descubrió lo que había pasado cuando la niña se quejó de dolor.

Cuando la menor de 3 años acudió a dar su testimonio, Kelly alegó defendiendo su sentencia, que la menor parecía “feliz y saludable”. “No parece que haya sufrido alguna lesión violenta o severa”, afirmó el juez.

Incluso, informó Kelly, los mismos padres del joven pidieron que el juez se apiadara de él y le designara rehabilitación en lugar de tiempo en prisión.

La decisión de Kelly causó indignación entre residentes de la Ciudad, ocasionando que cientos de activistas alzaran la voz. Además, Kelly fue transferido a la Corte de Leyes Familiares del condado de Orange.