Nueva ley protege a los inquilinos angelinos de la práctica que les ofrece dinero para que se vayan

Mediante una compensación económica, algunos propietarios intentan echar a los arrendatarios más pobres para alquilar la vivienda a alguien que pague más
Sigue a La Opinión en Facebook
Nueva ley protege a los inquilinos angelinos de la práctica que les ofrece dinero para que se vayan
La legislación obliga a los arrendadores que quieran hacer estos tratos de "efectivo por llaves" a informar antes a los inquilinos de sus derechos y notificar al Ayuntamiento.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Una nueva ley que ha entrado en efecto este año busca proteger a los inquilinos de prácticas ilegítimas que buscan incitarlos a abandonar sus viviendas.

El conocido como “cash for keys” (efectivo por llaves) es un trato por el cual los propietarios de una vivienda entregan una cantidad de dinero a un inquilino a cambio de que abandone el lugar.

Aunque en sí no es ilegal, el problema es que a menudo los arrendatarios no saben que tienen la opción de negarse.

La nueva ley requiere que los arrendadores informen a sus inquilinos de sus derechos, y notifiquen a la ciudad si incurren en esta clase de prácticas.

“Ayuda a proteger a los arrendatarios y darles más herramientas en este mercado tan competitivo”, explicó a KPCC Ben Winter, experto en políticas de alojamiento para el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti.

Los acuerdos de “cash for keys” han existido durante años para sortear la cláusula que impide deshauciar a alguien sin justificación, pero se han disparado en los últimos tiempos debido a la crisis de vivienda angelina, explica Winter.

Una minoría de propietarios, denuncia, están intentando aprovechar la alta demanda de vivienda para echar a los inquilinos de menos recursos y atraer a los que pueden permitirse pagar más.

Estas prácticas se dan sobre todo en barrios de inmigrantes, explica Winter. “Vemos edificios que podrían alojar a muchos inmigrantes indocumentados. Son especialmente vulnerables a este proceso”.

Los arrendatarios con preguntas sobre las práctica de efectivo por llaves pueden llamar a la línea telefónica de alquileres de la ciudad en el 1-866-557-RENT, o visitar la web Home For Renters.